MAC: Mines and Communities

Gobierno de Mendoza aprueba proyecto de potasio ignorando objeciones, Argentina

Published by MAC on 2009-09-15
Source: Mendoza On Line, Los Andes (2009-08-22)

Unos meses después de ser declarado de "interés nacional" por la presidenta de Argentina, Cristina Fernandez, Rio Tinto vendió el proyecto Potasio Rio Colorado a Vale (a comienzos de este año).

El gobierno de Mendoza acaba de otorgar el permiso ambiental del proyecto, ignorando una serie de objeciones planteadas por el Consejo Provincial del Ambiente.

ENGLISH

COMUNICADO DE PRENSA
Mendoza, 20 de agosto de 2009


Las entidades abajo firmantes comunican a la ciudadanía mendocina y argentina su preocupación por la autorización del proyecto minero Potasio Río Colorado, de la empresa brasileña Vale, según Declaración de Impacto Ambiental (DIA) otorgada por las autoridades provinciales el 14 de agosto.

En 2008, en cumplimiento del Decreto 820-06, la Secretaría de Medio Ambiente llamó al Consejo Provincial del Ambiente (órgano asesor del Poder Ejecutivo por ley provincial 5.961) a participar de la Evaluación de Impacto Ambiental del proyecto, invitación que la gestión anterior había omitido cursar. El 22 de diciembre de 2008, el Consejo Provincial del Ambiente emitió suRio Dictamen Sectorial, concluyendo que:

“El proyecto Potasio Río Colorado implicaría una rápida extracción de recursos de potasio no renovables, y una significativa contribución al agotamiento del gas argentino, para abastecer una demanda externa, sin considerar las necesidades internas a largo plazo, en condiciones que permitirían a Mendoza captar apenas una pequeña parte del valor generado.

Aún en su versión mejorada a partir de la propuesta [de relocalización], el depósito de sal constituiría un enorme pasivo de riesgo, virtualmente a perpetuidad. El análisis de otras alternativas viables para el residuo de sal no ha sido suficientemente profundo ni sometido a dictamen de las entidades de la CEIAM.

Por ello, el dictamen para este proyecto Potasio Río Colorado es negativo.”

El Consejo Provincial del Ambiente reconoce que, con la relocalización de la pila de sal residual (120 millones de toneladas), disminuyó el riesgo de contaminación del río Colorado, aunque sin eliminarlo, y la Declaración de Impacto Ambiental incluye algunas de las recomendaciones efectuadas por dicho Consejo.

Por otro lado, de concretarse el proyecto Potasio Río Colorado, requerirá 1 millón de metros cúbicos de gas por día, tanto como el consumo residencial + comercial + oficial de toda la provincia de Mendoza, o un tercio de las importaciones desde Bolivia. Las reservas probadas de gas en el país alcanzan para sólo 8 años. A corto y largo plazo la escasez e importación de gas, y con ella el costo de la energía para los argentinos, seguirán creciendo. La fuerte contribución de Potasio Río Colorado al agotamiento de nuestro gas acentuaría esa tendencia, perjudicial para los hogares argentinos, las actividades productivas y el desarrollo sustentable.

Si al gas sumamos la electricidad requerida, el consumo energético total de Potasio Río Colorado equivale a la generación de las 4 centrales Nihuiles más Los Reyunos, o al 83 % de Atucha I, o a la electricidad facturada en toda la provincia de Tucumán. Potasio Río Colorado emplearía a 386 personas en Mendoza, pero con la misma cantidad de energía que requeriría esa mina, la industria mendocina hoy da trabajo a 16.100 obreros. El gobierno no ha expresado por qué motivos desechó estas objeciones del Consejo Provincial del Ambiente.

Se han ensalzado los 40 millones de dólares anuales que este proyecto podría dejar al fisco mendocino. Pero ese monto representaría menos de 4% de los más de 1.000 millones de dólares por año que facturaría la mina.

Por todo ello, expresamos nuestro firme rechazo al proyecto, y exhortamos al Secretario de Energía de la Nación a no otorgar los permisos de gas y electricidad requeridos por Potasio Río Colorado.

Saludamos atentamente, y agradecemos su amplia difusión.

AGRUPACIÓN LOS HORNEROS – ASAMBLEA POPULAR POR EL AGUA – CENTRO DE INGENIEROS AGRÓNOMOS DE MENDOZA – CONSEJO DE DESARROLLO SUSTENTABLE – FEDERACIÓN AGRARIA GENERAL ALVEAR – FORO OPINIÓN CIUDADANA – FUNDACIÓN CULLUNCHE – FUNDACIÓN CARLOS PADÍN – MULTISECTORIAL GENERAL ALVEAR – OIKOS RED AMBIENTAL – ORGANIZACIONES SOCIALES AUTOCONVOCADAS – UNION DE TRABADORES RURALES SIN TIERRA

---------------------------------------------

El Ejecutivo desconoció un informe negativo del Consejo Ambiental de la provincia
22 de Agosto de 2009
http://www.mdzol.com

Se trata de un órgano asesor creado por ley que está compuesto por diferentes entidades. El dictamen sectorial hecho sobre el proyecto minero Potasio-Río Colorado era negativo, por el riesgo de contaminación y por las implicancias que tendrá para la provincia el alto consumo energético que demandará el proyecto minero.

Las entidades que forman parte del Consejo Provincial del Ambiente aseguraron que el gobierno de Celso Jaque hizo caso omiso al dictamen que habían redactado sobre el informe de impacto ambiental del proyecto minero “Potasio Río Colorado”.

“El proyecto Potasio Río Colorado implicaría una rápida extracción de recursos de potasio no renovables, y una significativa contribución al agotamiento del gas argentino, para abastecer una demanda externa, sin considerar las necesidades internas a largo plazo, en condiciones que permitirían a Mendoza captar apenas una pequeña parte del valor generado”, reza el diagnóstico que no fue tomado en cuenta.

El Consejo es un órgano asesor del Poder Ejecutivo y que funciona acorde a lo que estipula la ley provincial 5.961. Por lo cual, las opiniones que viertan ahí deberían ser tomadas en cuenta.

En un comunicado de prensa difundido ayer, se asegura que “de concretarse el proyecto Potasio Río Colorado, requerirá 1 millón de metros cúbicos de gas por día, tanto como el consumo residencial + comercial + oficial de toda la provincia de Mendoza, o un tercio de las importaciones desde Bolivia. Las reservas probadas de gas en el país alcanzan para sólo 8 años. A corto y largo plazo la escasez e importación de gas, y con ella el costo de la energía para los argentinos, seguirán creciendo. La fuerte contribución de Potasio Río Colorado al agotamiento de nuestro gas acentuaría esa tendencia, perjudicial para los hogares argentinos, las actividades productivas y el desarrollo sustentable”.

A eso, se agrega una evaluación sobre el consumo eléctrico: “El consumo energético total de Potasio Río Colorado equivale a la generación de las 4 centrales Nihuiles más Los Reyunos, o al 83 % de Atucha I, o a la electricidad facturada en toda la provincia de Tucumán. Potasio Río Colorado emplearía a 386 personas en Mendoza, pero con la misma cantidad de energía que requeriría esa mina, la industria mendocina hoy da trabajo a 16.100 obreros”.

Hasta el momento, se desconoce por qué el gobierno de la provincia no ha tenido en cuenta este informe y dejó de lado las objeciones que habían sido planteadas por el Consejo conformado por las siguientes organizaciones: Agrupación Los Horneros, Asamblea Popular por el Agua, Centro de Ingenieros Agrónomos de Mendoza, Consejo de Desarrollo Sustentable, Federación Agraria General Alvear, Foro de Opinión Ciudadana, Fundación Cullunche, Fundación Carlos Padín, Multisectorial General Alvear, Oikos Red Ambiental, Organizaciones Sociales Autoconvocadas y Unión de Trabajadores Rurales sin Tierra.

---------------------------------------------

Potasio Río Colorado ya tiene aval ambiental
Por Federico Manrique
sábado, 15 de agosto de 2009
http://www.losandes.com.ar

Después de tres años, ayer se informó finalmente que el proyecto minero no metalífero Potasio Río Colorado (PRC) en Malargüe consiguió de parte del Gobierno de Mendoza, a través de la autoridad ambiental minera que ejerce la Dirección de Protección Ambiental y la Dirección de Minería, la declaración de impacto ambiental que autoriza las etapas de construcción y producción de la planta que se propone extraer sales de potasio, un poderoso fertilizante natural muy utilizado en la agricultura.

Con esta declaración, la empresa propietaria del proyecto, Vale do Rio Doce (se lo compró a Rio Tinto en enero) ya está en condiciones de iniciar la construcción de la mina que demandará, de arrancar ahora, unos tres años de trabajo. Salvo que resta un detalle no menor por solucionar: el suministro energético que demandará la planta.

Cuando entre en producción, PRC requerirá 1 millón m3 diarios (367,4 millones m3 al año) de gas, ya que el proceso de extracción de las sales consiste en la inyección de agua caliente (que se saca del Río Colorado) hacia el interior de los yacimientos para disolver las sales y luego extraerlas (ver gráfico).

En ese proceso (calentar grandes cantidades de agua) es que la mina quemará por día el equivalente a un tercio de todo el gas que Argentina importa de Bolivia también por día o una cantidad comparable con todo el consumo residencial, comercial y oficial diario de Mendoza (sin contar el industrial, GNC y central térmica), explicó Marcelo Giraud, ambientalista miembro de la comisión de impacto ambiental.

La cuestión energética en la actual coyuntura no es un dato menor, ya que para avanzar el proyecto todavía necesita un permiso de la Secretaría de Energía de la Nación y el gran interrogante es si el país tendrá gas suficiente como para abastecer a esta mina.

Por lo pronto se sabe que Vale deberá negociar esto en forma directa con los proveedoras a boca de pozo y que las otras fuentes de energía necesarias ya estarían garantizadas, ya que la línea Comahue - Cuyo serviría para abastecer de electricidad al proyecto.

Fin de una etapa

Fuera de la cuestión energética, que es un tema a tratar entre empresa y Nación, en el Gobierno provincial ayer por la tarde destacaban el haber puesto fin a una etapa que arrancó en 2006 y demandó un procedimiento de evaluación tramitado en un expediente de 32 cuerpos con más de 7.000 fojas en donde participaron distintas provincias, reparticiones del Estado, municipios, ONGs y universidades.

Como resultado surgió una resolución de declaración de impacto ambiental que consta de 111 artículos con instrucciones y obligaciones expresas que debe cumplir la mina Potasio Rio Colorado para comenzar con sus actividades .

Entre los condicionantes que deberá cumplir la empresa se destaca la obligación de formar un "Fondo de Desarrollo Socio-Ambiental" para el que deberá aportar U$S 12 millones en los tres años que demandará la construcción de la mina más el 1% de la facturación bruta total una vez terminada. Este dinero será aparte del 3% de regalías que por ley debe pagar el proyecto.

Con todo este dinero, se financiará la construcción, ampliación y mejoramiento de infraestructura básica (escuelas, hospitales, viviendas, caminos, energía, riego) para el desarrollo social y económico de la región, explicó Alberto Gurruchaga, jefe de Gabinete de la Secretaría de Medio Ambiente.

La declaración también obliga a la empresa a que no menos del 75% de su personal total contratado sea de Mendoza.

En lo medio ambiental, para avanzar la empresa tuvo que modificar la ubicación del depósito de sal excedente (sodio) del proceso para llevarlo a un sitio a 18 km del Río Colorado. También se exige la implantación de forestales y la mejora del arbolado público; así como la instalación de fuentes de energías renovables para cubrir parte del consumo del emprendimiento.

Home | About Us | Companies | Countries | Minerals | Contact Us
© Mines and Communities 2013. Web site by Zippy Info