MAC: Mines and Communities

Colombia: Mining company illegally exploits sacred land - Indígenas Embera defienden el Cerro Cara de Perro, Colombia

Published by MAC on 2009-01-26
Source: Colombia Reports (2009-01-15)

U.S./Colombian company Muriel Mining Corporation illegally started preparations for mining on indigenous land in the north of Chocó that's protected under the constitution, local indigenous groups say. They started a mobilization to stop the military-backed operation.

According to local indigenous and afro-colombian communities, the mining activities of the U.S. company are threatening the environment of the mountains the company wants to mine and endangers the possibility for the communities to live there. They say the mining will pollute the waters they use for drinking, washing and fishing and will basically displace them.

Most of the Afro-Colombians living in the area earlier were displaced from other parts in the west of Colombia because of violence.

The dispute in the Jiguamiandó river basin between the indigenous Embera Oibida tribes and Muriel Mining began earlier this week when Embera communities began mobilizing outside the Cerro de Carreperro mountains in an effort to stop the exploration of the mountain for gold and copper resources by the mining company, who had entered the zone on January 5.

The mobilized indigenous communities state that Muriel Mining Corporation has failed to properly consult them to receive permission to enter their ancestral territories, autonomous reservations which are protected by the constitution and subsequent national and international decrees, laws, and statutes.

On the other is the Colombian State and Muriel Mining Corporation, who claim that the mining corporation did properly consult the representatives of the communities, if not the communities themselves, and has followed the letter of the law. "We have letters of agreement from indigenous authorities in the Camical that have permitted the exploration process," Pedro Lemous, a representative of Muriel Mining Corporation says.

But Embera leaders state that the company fraudulently set up meetings with only some members of the communities, and that these representatives failed to follow the Embera´s traditional consensus based decision-making process, a process that is protected by law. "The cabildo mayors have never arrived to directly speak with us. We don´t know them. This is a grand error that the legal representatives are committing in the cities," an indigenous representative said, speaking on conditions of anonymity and citing security concerns.

"Here we are all in contrary to the agreement. Everyone here has said no we are not with the company. We have never arrived at a point to be with them and we will never arrive at the point where we will sign."

The dispute came to a head on January 9 when a mobilized group of Embera marched from Coredocito to the foot of the Cerro de Carreperro mountains to confront Muriel Mining Corporation. But they were turned away by the 15th Brigade of the Colombian Army, who dispatched a regiment to the region on January 5 to protect the mining company´s interests. "If Muriel Mining does not end its exploration of our sacred lands, we will go up to the mountain and remove the machines ourselves," one indigenous women said. "This is why we are here, these things are not legal. We did consult with the communities."

The indigenous threaten to mobilize hundreds of members of neighboring tribes if their demands aren't taken seriously. NGOs previously have accused Muriel Mining of having violated numerous rights of indigenous people in the Urabá area and using paramilitary death squads to repress local populations.


Dr. Mr. Juilland

Muriel Mining Corporation

Respectful greetings:

By the present communication, we would like to express our absolute rejection of the presence of your company in the indigenous and Afrocolombian territories of Jiguamiandó. The presence of your company, Muriel Mining Corporation, is creating an unprecedented militarization to enable the illegal exploration of the Cara de Perro range and surrounding area. This is totally unacceptable and contrary to the law.

The consequences which mining operations will bring are the contamination of the Jiguamiandó and the Murindó river, the destruction of fauna and flora and the prevention of access to natural resources by the ancestral populace. Your business activity is threatening the traditional means of living and the economy of communities, the loss of people's rights to land and destruction of the land. To confirm these fears, just today we have received notices of forced displacement of the residents of Coredocito to make way for your business operations.

In support of the indigenous, Afrocolombian and mestizo residents of the Jiguamiandó basin of the lower Atrato, the communities of Murindó, Chibugadó, Chageradó, Guagua Isla, Coredó Grande, Urada, Bachiduvi and the African-descended residents of Coredocito, we urge the company and military officials to respect the collective territories and take the decision to not explore nor operate mining activities in the sacred Cerro range and other areas.

With deepest preoccupation and waiting your response as well as documentation regarding the studies of environmental impact which your company has been carrying out towards the planned operations, we await, sincerely,

Signed,

Network of Alternatives to Impunity and Market Globalization

"The indigenous and African-descended peoples and campesinos create biodiversity."
Contact: segretaria@centrobalducci.org

Support: Centro Balducci, Italy - KOLKO, Germany - Salva la Selva, Germany


Indígenas Embera defienden el Cerro Cara de Perro, Colombia

7 de enero, 2008

http://www.salvalaselva.org

Egoró significa tierra, pero también "la vida del Embera" porque sin tierra no pueden vivir. La tierra da a los Embera todo lo que necesitan: comida, agua, animales de monte, medicina tradicional. Según su concepción, la tierra también deja que los Emberas vivan dentro de ella. Se trata de 12 comunidades, unas 270 familias que poseen derechos ancestrales sobre las tierras.

La empresa minera norteamericana MURIEL MINING CORPORATION (MMC) con base en Medellín, pretende explorar y explotar cobre, oro, molibdeno y otros minerales en una extensión de 16.006 hectáreas ubicadas en los Departamentos de Antioquia y Chocó. 11.000 de estas hectáreas están ubicadas en territorio tradicional y resguardo del pueblo indígena Embera, donde también se encuentra Ellausakirandarra o Cerro Care Perro, un lugar sagrado para los Embera. Es el proyecto minero Mandé Norte. Este empresa tiene la concesión minera para 30 años, prorrogables por 30 más.

Las consecuencias que traerá la explotación minera serán además, la contaminación de los ríos Jiguamiandó y Murindó, la destrucción de fauna, flora y la prohibición de utilizar los recursos naturales por parte de los pobladores ancestrales. Esto amenaza las fuentes tradicionales de vida y la economía de los pueblos del despojo total y la pérdida de los derechos sobre la tierra.

La zona está siendo fuertemente militarizada para controlar el territorio y permitir así la explotación minera, según han reconocido los propios miltares. Con esto se protegen los derechos empresariales y se niegan los derechos de los habitantes tradicionales y legítimos del territorio.

El solo anuncio de la explotación minera inminente de la zona ha generado una angustia colectiva que ha derivado en un suicidio y varios intentos por parte de los jóvenes, por el sentimiento que se ha generado de falta de perspectivas para el futuro.

Las comunidades indígenas embera y las comunidades negras de la cuenca del río Jiguamiandó afectadas por el Proyecto Mandé Norte, RECHAZAN las seis reuniones que el Estado Colombiano presenta como consulta, y que fueron realizadas a través de la Dirección de Etnias del Ministerio del Interior y de Justicia. En estas reuniones participaron solamente algunas de las comunidades de la zona, estas no han respetado el principio de representatividad ni el consentimiento pleno y debidamente informado de los interesados. Y de esta manera, la empresa Muriel Mining Corporación, MMC, pretende negociar, derechos que le corresponde al estado garantizar constitucionalmente. Los embera buscan la reivindicación de su derecho a decidir.

De no cesar la actividad empresarial minera y las operaciones militares que se prevén, las comunidades estarán en camino de extinción y se producirá una destrucción ambiental sin precedentes en el bajo Atrato chocoano.

Para apoyar la protesta de los indígenas y pobladores afectados, firme la carta que encontrará más abajo, que se enviará automáticamente a las siguientes direcciones:

Vicepresidente de la República
Sr. Francisco Santos
fsantos@presidencia.gov.co
buzon1@presidencia.gov.co

Ministro de Ambiente
Sr. JUAN LOZANO
correspondencia@minambiente.gov.co

Ministro del Interior
Sr. Fabio Valencia Cossio
mininterior@myrealbox.com
viceinterior@mij.gov.co

Ministro de Relaciones Exteriores
Jaime Bermúdez
cancilleria@cancilleria.gov.co

Paula Moreno Zapata
Ministra de Cultura
servicioalcliente@mincultura.gov.co
choyos@mincultura.gov.co

Con copia a:
Fiscal General
Sr. Mario Iguaran Arana
contacto@fiscalia.gov.co

Procurador General de la Nación
Sr. Edgardo Maya Villazón
quejas@procuraduria.gov.co
secretariageneral@procuraduria.gov.co

Defensor Nacional del Pueblo
Sr. Volmar Perez
agenda@agenda.gov.co

Usted también puede escribir su propia carta a las autoridades, o directamente a la empresa responsable Muriel Minning (telefax +57 4 238-6422 o +57 4-3523492). Exija a esta empresa que respete la decisión de los pueblos indígenas de no aceptar la explotación del cerro sagrado USA KIRA y se abstenga de realizar cualquier tipo de presencia y actividad dentro del territorio de indígenas y afrocolombianos.

Esta acción es una iniciativa de la Red de Alternativas a la Impunidad y a la Globalización del Mercado. "Los indígenas, afrocolombianos y campesinos crean biodiversidad !!!"

Transcripción de comunicación de los indígenas Embera, de Noviembre 2008

Ministro del Interior, Sr. FABIO VALENCIA COSSIO
Ministro del Ambiente, Sr. JUAN LOZANO
Ministro del Interior, Sr. FABIO VALENCIA COSSIO
Ministro de Relaciones Exteriores, Sr. JAIME BERMUDEZ
Ministra de Cultura, Sra. PAULA MORENO ZAPATA
(Copia a: Fiscal Gral. de la Nación Dr. MARIO IGUARAN ARANA, Procurador General de la Nación EDGARDO MAYA VILLAZON, Defensor del Pueblo, Sr. VOLMAR PEREZ

Estimada Sra. Ministra, Estimados Sres. Ministros:

Por medio de la presente comunicación solicito a usted que adopten cuantas medidas sean necesarias para evitar el desarrollo de la exploración de la empresa Muriel Mining Corporation en el Jiguamiandó.

Por su supervivencia milenaria, los pueblos indígenas Embera, quieren denuncian lo siguiente:

1.Desde el año 2006 rechazan junto a otros pobladores indígenas, afrocolombianos y mestizos de las cuencas de Jiguamiandó, Curvaradó y del bajo Atrato la ocupación empresarial del territorio para la ejecución del llamado proyecto Mandé Norte. Este proyecto tendrá consecuencias irreversibles para su vida y territorio. Se trata de los resguardos de Urada Jiguamiandó, Nuevo Cañaveral, Alto Guayabal, Turriquitadó Alto, Turriquitadó Llano, Guaguas, Coredó, Chibugadó, Ñaragui y los habitantes de las Zonas Humanitarias y Zonas de Biodiversidad de Jiguamiandó y Curvaradó.

2. Falsas reuniones de consulta previa han sido realizadas en nombre de los pobladores.

3.Los territorios de Jiguamiandó en el que habitan los mencionados pueblos originarios están siendo crecientemente militarizados con el fin de controlar este territorio y para apoyar la exploración del cerro Cara de Perro protegiendo los intereses de la empresa estadounidense Muriel Mining Corporation. Esto ha sido confirmado por los propios militares (Brigada 15 y Brigada 17) que se encuentran sobre los asentamientos indígenas de Coredocito del pueblo Embera en la falda del Cerro Careperro, acompañando a 5 geólogos de la empresa minera mencionada.

4.Los derechos de los habitantes tradicionales y legítimos están siendo negados (Derecho Internacional, Convenio 169 de la OIT, Declaraciones de los Derechos de los Pueblos Indígenas, Declaración de los Derechos Humanos, etc.).

5.Todas las circunstancias en torno a la actividad minera han generado angustia, temor e incertidumbre en las comunidades que regresaron en 2008 al caserío del habían sido desplazados hace 8 años. Ellos son bien conscientes de lo que va a suceder con la explotación minera: pérdida de los hogares sagrados, contaminación del agua, destrucción de los bosques y biodiversidad, invasión al territorio, intensificación del conflicto armado.

6. En este ambiente se han presentado 8 intentos de suicidio entre jóvenes entre los 13 y 16 años y el suicido de una joven de 16 años.

Ante estos hechos y en apoyo de las comunidades afectadas, rogamos
1. Que se detenga inmediatamente el ingreso de la empresa Muriel Minning Corporation y que se respete la decisión de las comunidades asentadas en el territorio.

2. Que se evite inmediatamente la militarización sin precedentes que está teniendo lugar en la mencionada zona.

3. Adoptar las medidas necesarias para proteger el territorio comprendido como Zona de Reserva Forestal desde 1959 en el Curvaradó y Jiguamiandó.

Esperando una respuesta de su parte a estas denuncias, así como información concreta acerca de las medidas y acciones que haciendo uso de su autoridad piensa tomar para evitar el genocidio y la destrucción,

Muy atentamente,


Consulta de los Pueblos y actividades mineras en Chocó biogeográfico

http://www.etniasdecolombia.org/

SIEC, Actualidad Etnica, Quibdó, Enero 10 de 2009. Del 24, 25, 26, 27, 28 de febrero de 2009 se realizará la Consultas de los Pueblos en los territorios afectados por la implementación del Proyecto Mandé Norte por parte de la empresa estadounidense Muriel Mining y el Proyecto Pantanos - Pegadorcito por la empresa suiza a CARBOLOMA S.A. o CARBONES DE LA LOMA S.A., filial de la empresa Suiza GLENCORE INTERNACIONAL AG, que afectará a comunidades indígenas, negras y mestizas.

Las comunidades realizarán una consulta abierta a la presencia nacional e internacional de organizaciones de la sociedad civil donde manifestarán su decisión respecto a la aceptación o rechazo de estos Proyectos Mandé Norte, que explorarían y explotarían oro, cobre y molibdeno.

Será un proceso de votación en la que mujeres, ancianos, hombres, niñas y niños mayores de 14 años, autoridades tradicionales y políticas de los Resguardos harán su pronunciamiento respecto de la aceptación o no del proyecto de minería.

La consulta tiene su fundamento en las normas de derecho propio, el principio de autonomía, el derecho al territorio para exigir al Estado Colombiano la protección a los grupos poblacionales y etnias conforme a la constitución política de 1991 y los principios estipulados en el convenio 169 de la OIT.

Los territorios de las comunidades indígenas, afrodescendientes y campesinas se encuentran dentro del denominado Batolito Mandé, complejo ígneo con altas riquezas de minerales, ubicado en la cordillera occidental de Colombia entre los departamentos de Antioquia y Chocó.

El área de la exploración y explotación empresarial ha sido declarada como Zona de Reserva Forestal del Pacífico con miles de hectáreas de bosque y fines de conservación. Dadas las características físicas, ambientales de esta región existe una de las reservas más grandes de biodiversidad del mundo denominada Chocó Biogeográfico.

Entidades de gobierno otorgaron en concesión minera a la empresa Norteamericana Muriel Mining Corporation 16.006.8528 hectáreas en jurisdicción de los municipios de Carmen del Darién, Murindó, por un período de 30 años prorrogables por el mismo término.

Igualmente, el 3 de agosto se concedió el derecho a la exploración y explotación de un yacimiento de Cobre y Molibdeno Cu Mo en un área de 2.800 hectáreas, ubicada en jurisdicción de los municipios de Frontino y Dabeiba, en el departamento de Antioquia, para el Proyecto Pantanos - Pegadorcito.

Las comunidades indígenas, afrodescendientes y campesinas han sido víctimas de graves violaciones de derechos humanos e infracciones al derecho humanitario, entre ellas, desplazamiento forzoso, ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzadas, bloqueo económico, falsas acusaciones judiciales en áreas coincidentes con la implementación de estos proyectos de extracción minera.

Comunidades indígenas, afrocolombianas y campesinos mestizos hacen un llamado a los pueblos del mundo para acompañar esta Consulta por la Defensa de su territorio, que es patrimonio de la humanidad.

Mayores Informes consultadelospueblos@gmail.com

Home | About Us | Companies | Countries | Minerals | Contact Us
© Mines and Communities 2013. Web site by Zippy Info