MAC/20: Mines and Communities

Internet? Give us irrigation, Peru farmers say

Published by MAC on 2005-10-13


Internet? Give us irrigation, Peru farmers say

October 13, 2005

Reuters

LIMA, Peru - Hundreds of Peruvian farmers living near the huge Las Bambas copper project plan a two-day protest on Sunday against a government program to spend a social fund on Internet connections in an area where many cannot read or write.

As part of Swiss-based Xstrata's concession deal to develop the southern Andes deposit, the company last year paid $45.5 million (26 million pounds) to a government-run fund to alleviate poverty in one of the country's most impoverished regions.

The government has said it plans to spend the money on installing computers connected to the Internet, soccer pitches and developing city squares in the Apurimac region.

"We're peasants, many of us cannot read or write ... But we don't believe the Internet will help us as much as an irrigation channel will," said Cristian Huilca, who went to Congress in Lima to lobby lawmakers, on Wednesday.

Huilca said farmers planned to block the entrance to the exploration site being developed by Xstrata, although it was not likely to stop exploration.

Xstrata, which aims to begin copper production at Las Bambas in 2011, was not immediately available for comment.

Mining is Peru's biggest export earner and money is flowing into poor Andean mining regions as metals prices hit record highs this year.

But many poor farmers and a growing number of officials worry that funds are being ill-spent on decorative parks and buildings rather than on badly needed schools, drinking water plants, hospitals and electricity provision.


¡Irrigaciones sí, Internet no! exigen vecinos de mina peruana

Miércoles 12 de Octubre, 2005

Por Eduardo Orozco, Reuters

LIMA - Para el campesino peruano Cristian Huilca suena a burla que el gobierno pretenda instalar Internet en su pueblo, utilizando parte de los 45,5 millones de dólares que otorgó a su región la suiza Xstrata a cambio de buscar cobre.

Por eso Huilca, junto a centenares de pobladores de los Andes sureños, bloqueará durante dos días a partir del domingo los caminos que comunican al proyecto Las Bambas, para exigir al gobierno la administración de ese dinero a fin de gastarlo en obras que sí necesitan, como canales de regadío para sus cultivos de subsistencia.

"Somos campesinos, muchos no sabemos ni leer ni escribir. Pero entendemos qué es importante para vivir, y no creemos que el Internet nos ayude más que un canal de riego que alimenta los cultivos y pastos para el ganado," dijo el miércoles Huilca a Reuters.

"El gobierno no nos quiere escuchar, no nos toma en cuenta a la hora de gastar el dinero, y por eso el domingo y el lunes haremos un paro con bloqueos de caminos que llevan hacia Las Bambas. Aunque no estamos contra ese proyecto," agregó.

El gobierno también propone gastar el resto del dinero en la construcción de plazas, canchas deportivas, y carreteras.

Xstrata -que también tiene activos en Argentina, y controla desde el 2004 Las Bambas- invertirá este año 10 millones de dólares en explorar la zona ubicada en la región de Apurímac, a más de 900 kilómetros al sudeste de Lima.

El proyecto Las Bambas necesita inversiones de 1.000 millones de dólares para comenzar a operar a partir de 2011.

Perú, que basa gran parte de su economia en la minería por la importante cantidad de divisas que aportan sus exportaciones, es el tercer productor mundial de cobre.

"Cuando Xstrata depositó ese dinero pensamos: ïmilagro, ahora saldremos de la pobreza!. Pero el gobierno y los alcaldes, sin consultar al pueblo, comprometieron 60 por ciento de ese fondo en infraestructura y no en proyectos sostenibles," se quejó el campesino Víctor Limaypuma.

El dinero es administrado por una comisión liderada por ProInversión, la entidad estatal promotora de inversión privada que se encarga de las privatizaciones y concesiones en Perú.

El problema por la administración del dinero que dejó a la región la concesión de Las Bambas se suma al rechazo que causa ese proyecto en otros pobladores, que temen que el inicio de las operaciones contamine sus campos de cultivo.

El rechazo a la minería se hizo más fuerte desde el 2003, cuando un pueblo del norte del país impidió que la canadiense Manhattan Minerals -actualmente Mediterranean Minerals- construya una mina de oro y cobre de 315 millones de dólares.

Un año después, dos proyectos de oro que tienen en conjunto la estadounidense Newmont y la peruana Buenaventura en Cajamarca (en los Andes norteños) fueron atacados por algunos pobladores vecinos que temen a la contaminación.

Home | About Us | Companies | Countries | Minerals | Contact Us
© Mines and Communities 2013. Web site by Zippy Info