MAC: Mines and Communities

Pequeños mineros se enfrentan a multinacionales en el sur de Ecuador

Published by MAC on 2010-09-27
Source: El Universo, EFE, El Tiempo, BBC (2010-09-17)

El gobierno de Ecuador envió cientos de policías a la provincia amazónica de Zamora Chinchipe para favorecer intereses mineros de las grandes corporaciones, justamente días después que pequeños mineros se unieron a otros grupos ciudadanos para apoyar un plan de desarrollo sustentable.

Parece que el presidente del país (notorio por su acrítico apoyo a la minería de gran escala) piensa que debe probar al pueblo de la provincia quién está a cargo y quién tienen la última palabra.

¿Por qué razón? Por el apoyo ciudadano al líder indígena y Prefercto, Salvador Quishpe, quien ha trabajado para formar alianzas entre los pequeños mineros y aquelos que se oponen a la gran minería transnacional. Quishpe reconoce a la pequeña minería como una importante actividad para la economía regional, que debe ser formalizada y operar con altos estándares ambientales.

Paquisha y Guisime - donde ocurrieron los recientes enfrentamientos - es la segunda entrada a las operaciones mineras de la canadiense Kinross Gold, la primera está en Los Encuentros.

[Comentario de Ximena Warnaars, 23 de septiembre 2010]

ENGLISH

Ecuador: pequeños mineros se enfrentan a multinacionales

Matías Zibell

BBC Mundo

13 de septiembre 2010

La provincia ecuatoriana de Zamora Chinchipe, en el sur del país, se ha convertido en un foco de tensión en las disputas entre multinacionales y pequeñas empresas locales por la explotación de los recursos mineros del país.

El domingo, una asamblea minera llevada a cabo en esa zona solicitó al gobierno del presidente Rafael Correa la salida de todas las empresas multinacionales de la región y el reconocimiento del derecho a trabajar de los mineros locales.

Una de las compañías a las que apuntaron los mineros es la canadiense Kinross Aurelian, que en el año 2006 encontró en esta región el yacimiento de oro Fruta del Norte, la tercera reserva más importante a nivel mundial de este metal descubierta en los últimos 20 años.

La resolución votada en la asamblea fue promovida por el prefecto local, el líder del movimiento indígena Pachakutik Salvador Quishpe, y rechazada por los representantes del presidente, que alegan que se ha "satanizado" la relación entre el gobierno central y las empresas que hacen minería a gran escala en la zona.

Ésta es la segunda convocatoria organizada en los últimos 15 días por pequeños mineros de Zamora Chinchipe, una región que combina algunos de los elementos más conflictivos que han marcado no sólo la historia del país sino de varias naciones de América Latina.

En esta provincia, la más austral del Ecuador, se conjugan reservas de oro, plata y cobre; empresas multinacionales y mineros locales; grupos indígenas desplazados; gobierno local y gobierno nacional enfrentados y el recuerdo de dos guerras con Perú que pocos zamoranos dudan en atribuir a la riqueza minera.

Lo que ocurrió hace poco en San Luis es un termómetro de lo que podría pasar con los futuros desalojos. (...) Nosotros vemos que aquí las empresas tienen mucho poder, político y económico, para influir en el gobierno

La tensión entre los actores de este drama se acentuó el pasado 9 de agosto cuando 56 mineros artesanales fueron desalojados del sector de San Luis, que se encuentra dentro del área del Parque Nacional Podocarpus.

Aunque el gobierno central informó que esos trabajadores serían reubicados fuera del área protegida, los rumores de que las autoridades pensaban continuar con los desalojos por presión de las empresas multinacionales se propagaron por todos los campamentos mineros.

"Se está vendiendo una imagen de que el gobierno de Rafael Correa está vendido a las transnacionales y que va acabar con el pulmón de la Cordillera del Cóndor", dijo a BBC Mundo la gobernadora de Zamora Chinchipe, Jenny Rodríguez, y agregó:

"Se nos está queriendo satanizar y se vende un mensaje de que queremos gobernar en base a desalojos. Y no es así".

El ingeniero Cueva niega que entre los objetivos de la companía esté atacar a la pequeña minería.

Pero según le dijo el prefecto Quishpe a BBC Mundo, "lo que ocurrió hace poco en San Luis es un termómetro de lo que podría pasar con los futuros desalojos".

"Las empresas han venido pidiendo el desalojo de la gente arriba en el Zarza, cerca de la Kinross. Sabemos de planes para desalojar a la gente en La Herradura. Nosotros vemos que aquí las empresas tienen mucho poder, político y económico, para influir en el gobierno".

En diálogo con BBC Mundo, el encargado de la seguridad ambiental de Kinross Aurelian, ingeniero Ángel Cueva, negó que entre los objetivos de la compañía esté la erradicación de la pequeña minería.

"Nuestro compromiso simplemente con la autoridad es informar de cuánta minería informal se hace en el sector para que sea la autoridad quien tome las decisiones que deba tomar".

Según la gobernadora Rodríguez, cuando los pequeños mineros actúan en terrenos concesionados a las multinacionales ya no es asunto del gobierno.

"El problema es con el sector de Congüime, donde el área le pertenece al Estado. Yo le pregunto a quién le voy a pasar el cheque (por daños). Si esa área fuera de Kinross Aurelian o de cualquier empresa minera yo no tendría problema como gobierno porque le paso el cheque a la empresa y que me deje recuperando el área".

La gobernadora de Zamora Chinchipe dice que no pretenden gobernar en base a desalojos.

Según Fernando Armijos, minero de Congüime, las versiones de desalojo vienen de los mismos funcionarios gubernamentales. "Nosotros no queremos enfrentamientos con la policía y que pase una desgracia. Pero nosotros vamos a defender nuestros trabajos", aseguró.

Las principales acusaciones que pesan hoy sobre los pequeños mineros, que se diferencian de los artesanales -entre otras cosas- por el uso de máquinas excavadoras, es el daño ambiental que causan y el hecho de que no pagan impuestos al Estado.

El mismo prefecto Quishpe, que llegó a la Prefectura con el apoyo de la pequeña minería, opina que "si no se toman correctivos los pequeños mineros podrían estar generando mayor impacto ambiental que las mismas empresas grandes".

"Mi intervención no es sólo frente a las multinacionales sino también a los que somos de aquí. Pero hay que tomar varios asuntos en cuenta. Primero, a diferencia de las multinacionales, los otros mineros son gente de aquí que vive de eso, subsiste de eso, por lo tanto no se puede decir ‘cero’".



Fuertes enfrentamientos entre mineros y policías en Zamora
Cuatros heridos y tres detenidos es el saldo que deja hasta el momento el fuerte enfretamiento entre mineros y policías en el puente sobre el río Nangaritza, ubicado a unos 13 kilómetros de Paquisha en Zamora.

El Tiempo (Ecuador)

15 de septiembre 2010    

Un grupo de policías se reúne tras los enfrentamientos con los mineros que dejaron cuatro heridos, en Paquisha, provincia ecuatoriana de Zamora Chinchipe. EFE

El motivo de este enfrentamiento es el plan de desalojo previsto en el sector minero de Congüime. Hasta el momento hay cuatro personas heridas, dos de ellas con fracturas en sus extremidades, provocadas por perdigones.

Los agentes del orden usaron bombas lacrimógenas para desalojar a más de 150 manifestantes que no permitían el paso vehicular hacia la población de Paquisha. Estos últimos reaccionaron con bombas molotov, palos y piedras.

Los ciudadanos Segundo Salinas (40) y Edgar Chimbo (32) recibieron primeros auxilios en el centro de salud de Paquisha. Salinas tiene una herida con arma blanca en su pierna izquierda; mientras que Chimbo tiene fracturada su pierna izquierda. Su caso es grave y tiene que ser traslado al hospital de Zamora, dijo el médico que lo atendió, Edgar Ugalde.

También resultaron con heridas en sus cejas los ciudadanos Ramiro Parra y Lauro Lozano. Ambos son pequeños mineros que fueron parte de la resistencia.

“No estamos a favor de ninguna minera nacional o transnacional. Más bien lo que queremos es que en nuestra provincia existan fuentes de trabajo a través de la minería” dijo Fernando Álvarez, dirigente minero del sector de Congüime. Mientras el prefecto Salvador Quishpe lamentó la actitud de “ciertos dirigentes quienes se identifican con el gobierno. El señor Ricardo Patiño les ofreció no tocarles en Congüime”.

Sin embargo, para la comunidad shuar, la lucha por sus tierras sigue. “Nosotros somos más de mil quinientas personas que trabajamos directa o indirectamente en la minería artesanal. En ningún momento hemos abandonado ésto. Permanecemos asentados como pueblos organizados. Nadie puede irse y dejar abandonando lo que nosotros vivimos”, afirmó Gabriel Aguari, representantes de la organización Nankais.

Los manifestantes abrieron una zanja para impedir el paso de vehículos oficiales y de la policía que no permite el paso de los efectivos hasta Congüime en cumplimiento de la orden de desalojo dispuesto por el Ministerio del Interior. Al momento sólo se permite el ingreso a vehículos de salud.

Las clases en los plantes educativos como la escuela Segundo Cueva Celi y el Instituto Soberanía Nacional están suspendidas. Los alumnos corrieron cuando la policía empezó a disparar las bombas lacrimógenas.

En todo el poblado, donde existen unas 300 viviendas, se vive un momento de terror por la cantidad de policías. Para los moradores esta es una escena nunca antes vista.

Sin embargo el alcalde de Paquisha, Ángel Calva, rechazó la violencia desatada en su cantón. Él respalda el reclamo de los pequeños mineros y mineros artesanales. Pidió diálogo.



El presidente de Ecuador justifica el desalojo de mineros en el sur del país


Agencia EFE

17 de septiembre 2010

Quito - El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, ha justificado el desalojo de "mineros ilegales" en la provincia de Zamora Chinchipe, en el sur del país, debido a los graves daños causados en la selva amazónica.

El Gobierno desplazó a un fuerte contingente de militares y policías a esa zona para desalojar a los mineros y su maquinaria, lo que generó enfrentamientos el pasado miércoles.

Correa remarcó, en una entrevista por televisión anoche, que su Gobierno no está en contra de la actividad de los mineros artesanales, pero dijo que combatirá a los "ilegales".

"Estamos apoyando a los mineros artesanales", reiteró el mandatario, pero señaló que en la zona sur de la Amazonía se han constituido empresas ilegales de explotación minera que han "destrozado" la selva.

La acción del Gobierno va contra los mineros ilegales que contaminan grandes extensiones de territorio con el uso de maquinaria pesada y sobre cuyas actividades, incluso hay sospechas de lavado de dinero, señaló Correa.

"Estamos defendiendo la minería legal y combatiendo la minería ilegal que está destrozando nuestra selva", apostilló el mandatario.

Por su parte, Diego Luna, portavoz de un grupo de mineros de la provincia de Zamora Chinchipe, dijo a Efe que su gremio está dispuesto a dialogar con el Gobierno.

No obstante, exigió que cese la operación de desalojo y retiro de maquinaria de las zonas donde operan.

Luna precisó que su gremio mantendrá paralizadas las actividades y que está comprometido a remediar los daños ambientales causados en la región, pero responsabilizó al Gobierno por la situación de violencia en la zona.

Además, dijo que indígenas de la etnia shuar, que habitan en esa región, han anunciado acciones de protesta para rechazar la presencia de militares y policías, pues explicó que una parte de los beneficios que genera la actividad minera es entregada a la comunidad.

Según el dirigente minero, la principal arma de su organización es el diálogo, pero dijo que el Ejecutivo es el que ha puesto trabas para que se concreten las conversaciones.

El pasado miércoles, cuatro personas resultaron heridas en un enfrentamiento entre la policía y mineros en la provincia de Zamora Chinchipe, informó entonces el prefecto de esa jurisdicción, Salvador Quishpe.

Según él, el enfrentamiento ocurrió después de que medio millar de policías llegara a la zona para desalojar, por orden del Gobierno, a los mineros "informales" del sector de Cungüimi.



Choque de mineros y la fuerza pública deja 7 heridos en Zamora

Ramón Calderón - Erdwin Cueva - Santiago Molina

El Universo (Ecuador)

16 de septiembre 2010

Paquisha, la población que lleva el nombre del heróico destacamento militar ecuatoriano donde en 1981 se dio un conflicto con el Perú, fue escenario ayer de casi 18 horas de tensión y enfrentamientos entre mineros informales y campesinos contra policías y militares. La jornada dejó siete heridos, seis civiles y un gendarme. Pero el conflicto, suscitado por la disposición de desalojar una zona ocupada por mineros informales, continuaba hasta anoche.

Alrededor de 1.000 mineros, quienes rechazan la presencia en la zona de empresas transnacionales como Aurelian-Kinross y Ecuacorrientes, mantuvieron el control de Paquisha desde las 20:00 del martes hasta las 13:30 de ayer. En ese lapso lograron impedir el paso de policías y militares hacia el sector minero de Congüime. Para ello excavaron una zanja en la vía, colocaron material pétreo y se tomaron el puente de acceso.

En contraposición, tanto en Paquisha como en Nangaritza y Zamora, estaban desplazados alrededor de 2.000 uniformados, entre policías y militares pertrechados con equipos antimotines y bombas lacrimógenas. Para facilitar su avance, el contingente se valió de maquinaria pesada, tráileres, carros antimotines, decenas de automotores y un helicóptero.

Los policías y militares arribaron al amanecer al sector de El Dorado, a la entrada del puente sobre el río Nangaritza, paso a Paquisha. A las 08:00 se produjo el primer enfrentamiento, que duró unos 15 minutos, con bombas lacrimógenas, piedras y palos. Los uniformados se tomaron el puente y en esa refriega quedó un saldo de seis heridos.

A las 12:30 llovió copiosamente por el lapso de media hora, lo que aprovecharon los uniformados para lanzar bombas y despejar a unos 200 mineros y pobladores que hacían resistencia. Lo que se vivió en ese momento fue una toma del poblado por parte de los policías y militares, cubiertos por una nube de gas lacrimógeno.

En los enfrentamientos de la mañana resultaron heridos cinco civiles y un uniformado: Ramiro Peña, Víctor Gualán Losano, con heridas leves; Ángel Álvarez, con hematoma en pared abdominal izquierda, Vicente Chimbo, con diagnóstico de pérdida de tejido por impacto de bala, y Édgar Salinas Jumbo, con fractura expuesta de tibia derecha por impacto de bala. Los dos últimos fueron llevados al hospital de Zamora. El cabo de Policía Danny Vicente Narváez, de 27 años, recibió el impacto de un objeto contundente que le causó heridas en la cara y la pérdida de cuatro dientes.

En el segundo enfrentamiento resultó herido de bala Juan Francisco Ogoña Salinas, minero del sector de Chinapintza, quien por la gravedad fue transferido al hospital de Zamora.

El teniente coronel Luis Patricio Ramírez, quien dirigía el operativo, dijo que el objetivo era “recuperar” el sector minero de Congüime, y aclaró que la Policía no portaba armas ni estaba autorizada para disparar.

El alcalde de Paquisha, Ángel Calva, rechazó la actitud violenta de la fuerza pública y aseguró que los enfrentamientos se produjeron por la mala información de los organismos encargados del desalojo.

“Hablamos con representantes oficiales y nos dijeron que la acción iba contra los pequeños mineros de Congüime pero que no era encaminada a los de Chinapintza, quienes también participaron en la protesta. Aquí hubo mala información y eso generó el caos”, afirmó Calva.

En la tarde, Calva se reunió con representantes de la sociedad civil y declaró la emergencia en Paquisha. Además, se exhortó al Gobierno a legalizar, de forma inmediata y prioritaria, todos los asentamientos mineros artesanales.

Clodomiro Tocto, vicepresidente de los mineros artesanales de Yantzaza, explicó que antes de esta orden de desalojo se ha venido conversando con las autoridades de minería por más de diez meses, sin resultados. Criticó que ese diálogo no ha servido para nada.

Detalles: Las causas

Mineros informales
Son unos 20 mil en toda la provincia. Están en Los Encuentros, Guaysimi, Tundayme, Congüime, Paquisha y otros. En el sector del desalojo (Congüime) hay unos 1.500 mineros. Los indígenas los apoyan.

Oposición
Ellos se oponen al acceso de las transnacionales Kinross, Ecuacorrientes y Aurelian.

Policías y militares
Llegaron alrededor de dos mil desde Cuenca, Guayaquil y Loja para desalojar a los mineros informales y facilitar las tareas de las transnacionales, que han dicho que invertirán $ 2,7 millones para explotar cobre, plata y oro en la región.

Gran reserva de oro
En la zona está el yacimiento de oro Fruta del Norte, tercero en importancia en el mundo. Tiene 58,9 millones de toneladas de oro y 22,4 millones de onzas de plata.

Cantón heróico
Paquisha es un cantón que lleva el nombre del destacamento militar ecuatoriano que estaba ubicado en la Cordillera del Cóndor y donde se libró una breve guerra con el Perú, en el año 1981.

Home | About Us | Companies | Countries | Minerals | Contact Us
© Mines and Communities 2013. Web site by Zippy Info