MAC: Mines and Communities

¡Fuera Ecoltec! Denuncian daños a la salud en Apaxco, Mexico

Published by MAC on 2010-06-14
Source: El Universal, (2010-05-10)

En los últimos años las empresas cementeras han comenzado a quemar neumáticos para sustituir los combustibles fósiles como el petróleo,en un proceso llamado co-procesamiento (o co-incneración) que involucra el uso de residuos como fuente de energía. Ver (en inglés):

Groups demand Ontario kill toxic plan to burn tires and trash (May 2006)

Criticism of UK Environment Agency over alternative fuels for cement kilns (July 2003)

La planta de Ecoltec, subsidiaria de la cementera suiza Holcim, comenzó a operar en Apaxco en 2003, incinerando residuos como beterías de teléfonos móbiles, neumáticos viejos y deshechs tóxicos para producir combustible que utilizan las cementeras en sus hornos.

Esta práctica, presentada públicamente como "amiable con el medioambiente", afecta la salud de la población de Apaxco y comunidades vecinas, que buscan el cierre definitivo de la planta.

ENGLISH

Madres: no más tóxicos en Apaxco

Miguel Ángel Sosa

El Universal, Mexico

Lunes 10 de mayo de 2010

APAXCO.— En el contexto de Día de las Madres, integrantes del colectivo Pro-Salud Apaxco-Atotonilco organizaron frente a las instalaciones de la empresa Ecoltec, el foro Madres en pie de lucha por la salud de sus hijos.

Ahí se dieron cita mujeres de distintas comunidades de Hidalgo y de la entidad mexiquense para escuchar en voz de la asociación Greenpeace México y del Centro de Diagnóstico y Alternativas para Afectados por Tóxicos (Cedaat), los resultados del análisis sobre la contaminación que impera en la región.

Abuelas, madres e hijas acompañadas por sus familias escucharon a los especialistas que, en un templete acondicionado sobre un remolque, detallaron los problemas de salud que encontraron como consecuencia de las emisiones tóxicas de la industria local. Los niños, las mujeres embarazadas y las personas mayores, son las más vulnerables.

EL UNIVERSAL publicó el viernes pasado que, a petición de Pro-Salud Apaxco-Atotonilco, el Cedaat apoyado por médicos y sicólogos de la UNAM realizó una investigación sobre el impacto que tienen las emanaciones contaminantes de la industria en las dos entidades.

En el documento preliminar se detalló un aumento en la presencia de casos de cáncer, malformaciones congénitas, interrupciones de embarazo y daños al sistema nervioso, este último, principalmente en los niños.

Los problemas, dijeron, impactan a 11 comunidades con 30 mil habitantes, repartidos en un área de cuatro kilómetros.

Como parte del foro frente a las instalaciones de Ecoltec, las inconformes del colectivo Pro-Salud Apaxco-Atotonilco, organización que tiene tomadas las instalaciones de la empresa desde el 6 de mayo de 2009, relataron las afectaciones que han vivido sus familias debido a la proliferación de las industrias del ramo de la construcción que se han instalado en el valle.

Algunas de ellas, como Lidia Ángeles, de 26 años y embarazada de su segundo hijo, externaron su preocupación “como madres” por la salud de los niños de la comunidad. Lidia dijo que “ya no es como antes, ahora se cansan rápido los chamacos cuando corren, sus pulmones ya no están igual que antes”.

Afirmó que hasta antes de que se cerrara la planta Ecoltec, recicladora de residuos peligrosos para surtir a las cementeras de combustibles alternos, los olores que se desprendían del complejo eran terribles. Al grado que, dijo, “nadie quería, ni podría dejar las ventanas abiertas”.

Hoy, para Lidia sólo hay una preocupación: que su hijo nazca saludable. “Se lo pido a Dios”.

Diferentes tragedias

Para otras madres de la zona, la tragedia tiene otros matices. María Isabel Cedillo, de 32 años, comentó con voz entrecortada y secando sus lágrimas “lo que la empresa Ecoltec le quitó”.

El mayor de sus tres hijos falleció de leucemia. Tenía siete años. Los médicos que lo atendieron en un hospital del Distrito Federal le dijeron, explicó, que fue por los gases “y todo eso que respiran allá en Apaxco”.

Ella sabía de antemano que esa era la causa, pues “ya había visto casos similares”. Hoy, junto con su esposo, demandan el cierre definitivo de esa empresa contaminante y de otras de la cercanía, “porque nada más trae la muerte que se lleva a nuestros hijos”, denunciaron los afectados.

También está Marcela García, quien a sus 38 años tienen tres hijos, dos varones y una pequeñita. La menor de tres años, Sofía, “sufrió mucho antes de nacer”.

Su mamá relató que tuvo “varias” amenazas de aborto. Hoy, la niña presenta alteraciones en su sistema nervioso que, según los médicos que la atendieron, dijo su mamá, la predisponen a desarrollar problemas sicomotores y de bajo rendimiento escolar.

Las historias sobran, unas más graves que otras. Pero las madres coinciden en algo: desde que se cerró la empresa Ecoltec, aseguran, “respiramos mejor, no como quisiéramos, pero mejor”.



Acusan a recicladora de dañar salud en Apaxco

Miguel Ángel Sosa

El Universal, Mexico

Viernes 07 de mayo de 2010

La población de la comunidad Apaxco-Atotonilco, ubicada entre el estado de México e Hidalgo, presenta afectaciones en el sistema nervioso, así como la proliferación de cánceres y abortos espontáneos producto de la elevada presencia de sustancias tóxicas liberadas al ambiente por la empresa Ecoltec, denunciaron organizaciones ecológicas como Greenpeace y especialistas de la salud.

Explicaron, además, que la exposición de la gente a los contaminantes de esta empresa —subsidiaria de la cementera Holcim-Apasco— ha traído como consecuencia un incremento en nacimientos con diversas malformaciones genéticas.

Pero Ecoltec rechazó los señalamientos que la vinculan “explícita o implícitamente” con las afectaciones a la salud de los pobladores, e informó que se encuentra abierta al diálogo con vecinos y autoridades “dentro del marco del respeto a ley y al estado de derecho”.

En una carta, la empresa se comprometió a establecer un comité comunitario que, conjuntamente con personal de Ecoltec, mantenga comunicación y diálogo “para resolver y atender todas aquellas inquietudes, dudas y propuestas que nuestros vecinos pudieran tener”.

Trabajos con residuos “peligrosos”

Organizaciones sociales denunciaron que Ecoltec recicla residuos “peligrosos”, como llantas, para producir combustibles alternos que las cementeras de la región utilizan en lugar de gas o combustibles fósiles en sus procesos de producción.

El empleo de estos sustitutos proporcionados por Ecoltec, dijeron, genera Contaminantes Orgánicos Persistentes (COP) que se acumulan en la cadena alimenticia y se desplazan a grandes distancias.

En febrero pasado, EL UNIVERSAL publicó que la región que va de Tula, Hidalgo, hasta Apaxco, estado de México, concentra diversas industrias, incluyendo una refinería de Pemex, una termoeléctrica, algunas cementeras y caleras.

Sólo en el municipio de Apaxco, según su Plan de Desarrollo Urbano, hay 38 fuentes fijas de contaminación del aire.

Sobre el tema, Benjamín Ruiz Loyola, investigador de la Facultad de Química de la UNAM, explicó en ese entonces que la exposición a concentraciones muy altas y en forma prolongada al acrilato de metilo puede causar problemas en la sangre, pulmones, riñones y tracto respiratorio.

Exposición constante

A solicitud del grupo ambientalista Pro-Salud Apaxco-Atotonilco, el Centro de Diagnóstico y Alternativas para Afectados por Tóxicos (CEDAAT) realizó una serie de estudios y encuestas entre los habitantes de la comunidad para medir el impacto de las emanaciones del complejo.

En los resultados preliminares, presentados ayer en la Facultad de Medicina de la UNAM, se detalló que la comunidad ha estado expuesta de manera “crónica” a una mezcla compleja de contaminantes.

Los investigadores informaron que 11 localidades (cuatro de Hidalgo y siete del estado de México), que suman aproximadamente 30 mil habitantes en un área de 4 kilómetros, han sido impactadas por estas sustancias tóxicas.

Uno de los estudios se basó en determinar la expansión geográfica de los afectados por un accidente ocurrido en la empresa el 5 de mayo de 2009. La propia compañía reconoció que registró una fuga de acrilato de metilo.

Al día siguiente los pobladores cerraron los accesos a la empresa. El bloqueo cumplió ayer un año.

El acrilato de metilo, detallaron las organizaciones, fue causante de intoxicaciones agudas en la región, donde se presentaron cuadros de dolor de cabeza, irritación en ojos y garganta y desmayos.

Agregaron que, según datos aportados por encuestas realizadas a 305 pacientes de la localidad, 86% presentó cuadros de intoxicación aguda.

El CEDAAT detalló que de la población revisada tiene registros de que los casos de pérdida de conocimiento afectaron principalmente a niños, ancianos y mujeres embarazadas. Explicaron que en tres de ocho casos se registraron abortos.

Daños en la memoria

CEDAAT, Pro-Salud Apaxco-Atotonilco, Greenpeace México y el Centro de Análisis y Acción en Tóxicos y sus Alternativas, apoyados por médicos y sicólogos de la Universidad Nacional Autónoma de México, explicaron que tienen registros que muestran que las sustancias tóxicas en el ambiente de Apaxco-Atotonilco han limitado el desarrollo intelectual de los niños.

Informaron que se aplicó un estudió médico-sicológico a 35 escolares con edad promedio de 9 años.

Los resultados revelaron que 100% presentó afectaciones en la memoria. Además, en el rango para medir la atención, 46% demostró tener alguna afección.

Home | About Us | Companies | Countries | Minerals | Contact Us
© Mines and Communities 2013. Web site by Zippy Info