MAC/20: Mines and Communities

Patagonia: donde la plata pierde su brillo

Published by MAC on 2009-11-17
Source: AICA, Infoglaciar, Diario Jornada

Uno de los principales productores del metal brillante, Pan American Silver Corp, está a punto de adquirir el depósito Navidad en Chubut, Argentina.

Esto llevará a la estadounidense a proclamarse "la mayor empresa mundial, y la de menores costos, de plata primaria".

Pero alcanzará ese logro a un costo ambiental y social inaceptable, de acuerdo al obispo de la provincia. Ver nota anterior en: http://www.minesandcommunities.org//article.php?a=8838

ENGLISH

Preocupación por la minería a cielo abierto en Chubut
Comodoro Rivadavia (Chubut), 22 Oct. 09 (AICA)
http://www.aica.org/

La postura, preocupaciones y propuestas del obispo de Comodoro Rivadavia, monseñor Virginio Bressanelli SCJ, en conjunto con las Comisiones Diocesanas de Pastoral Social y de Pastoral Aborigen, están detalladas en una reflexión sobre la megaminería.

Ante las recurrentes versiones de posible incremento de la exploración y explotación minera en nuestra Provincia de Chubut, el Obispo de Comodoro Rivadavia en conjunto con las Comisiones Diocesanas de Pastoral Social y de Pastoral Aborigen, nos dirigimos al Gobierno Provincial, a los Legisladores, al Poder Judicial, a la Comunidad Eclesial y a las Comunidades e Instituciones de Chubut para expresarles nuestra postura, preocupaciones y propuestas (1).

No nos oponemos a la actividad minera en sí, que, en determinadas condiciones y con determinadas tecnologías, nos suministran muchos bienes necesarios para el funcionamiento  del sistema económico y social del país. Nos oponemos a la megaminería o minería a cielo abierto, con uso de explosivos y de insumos tóxicos cuyo poder de contaminación y producción de desechos, traen efectos devastadores de los bienes naturales como el agua, el suelo, el aire y la luz. Bienes esenciales a la vida humana y al adecuado desarrollo de la misma en armonía con la naturaleza. Bienes a los que tienen derecho cada persona y todas las generaciones tanto actuales como futuras.

Nos preocupan:

Los excesos que compañías mineras han cometido, en períodos recientes, especialmente en países pobres y/o en vías de desarrollo, dañando gravemente su biodiversidad y el equilibrio inscripto en la naturaleza, con la eliminación de bosques, la contaminación ambiental y la conversión de zonas explotadas en inmensos desiertos. (Ap. 473). No queremos que esto ocurra en nuestra Provincia.

Una minería a gran escala que precisa el uso indiscriminado de millones de litros de agua.


El agua como un derecho humano básico y esencial, indispensable para el sostén de cualquier vida.


El agua como bien del cual están careciendo las poblaciones del interior y también las urbanas, afectando sus actividades y su misma vida.


De hecho, en las proximidades del Proyecto Navidad, este año la falta de agua se hizo notar, donde hubo vertientes y pozos que han mermado su caudal y hasta se secaron; hecho que en la memoria de sus pobladores nunca había acontecido en el pasado, ni siquiera en las peores sequías. Por ese motivo a Lagunita Salada, de enero a mayo, hubo que suministrarle agua, llevada desde Gan Gan.

Una minería que utilice la lixiviación con químicos tóxicos (cianuro, mercurio, etc.) para obtener mayor rentabilidad, triturando toneladas de piedra, dejando un pasivo ambiental de larga vida por su efecto contaminante, con su impacto destructor sobre la salud humana y el resto de los seres vivos, que son indispensables para mantener las fábricas naturales de agua, de suelo y de estabilidad ambiental.

Sobre todo nos preocupa la generación de agua ácida (DAM= Drenaje Acido de las Minas) que atenta contra muchos organismos y cuyos efectos son difíciles de contrarrestar pues desencadena un mecanismo que se amplía y prolonga en el tiempo por décadas y siglos.

Una minería que afectara los derechos de las comunidades aborígenes alterando su hábitat, poniendo en riesgo la base de su subsistencia centrada en la ganadería ovina y caprina, agrediendo su cultura que se caracteriza por el “respeto a la naturaleza y el amor a la madre tierra como fuente de alimento, casa común y altar del compartir humano” (Ap. 472)

La Constitución Nacional (art 75, inc 17) y la Provincial (art 34) establecen “su participación en la gestión referida a los recursos naturales y en los demás intereses que los afecten”. Por su parte el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), sobre Pueblos Indígenas y Tribales en Países Independientes, aprobado por Ley Nacional Nº 24071/1992, protege su derecho a la existencia colectiva, a la identidad cultural, a la propia institucionalidad y a la participación. En sus arts. 6.1.a, 6.2, 15.2 y concordantes, impone a los Estados el deber de consultar previamente a los pueblos indígenas siempre que se estudie, planifique o aplique cualquier medida susceptible de afectarlos directamente. Ellos han de ser protagonistas del propio futuro y del destino de los campos que utilizan. Por eso, para que puedan decidir (elegir) libre y responsablemente al ser consultados, deben ser informados exhaustivamente acerca del alcance y riesgo de la actividad minera en el ejido de su comunidad o en territorios aledaños.

El escaso beneficio económico que la actividad minera aportaría a la Provincia (y al País), mientras la despoja de bienes naturales no renovables que se ceden como materia prima, y que luego se compran industrializados. ¿Quién asume las consecuencias del impacto ambiental y la responsabilidad de privar a las generaciones futuras de recursos que les pertenecen?

Asimismo no es significativo el aumento de ocupación laboral, directa o indirecta, generada por la actividad minera. Tanto más que dicha actividad, regida siempre por el criterio de la máxima rentabilidad, es de corta duración, estando sujeta a procedimientos rápidos (intensos), muy tecnificados (con lo cual la población local queda excluida, o limitada a las tareas de menor importancia). Las obras de infraestructuras anexas (tendido de la energía, caminos, transportes, etc..) que benefician a la población, y también a las compañías extractivas, con frecuencia las paga el Estado.

Las obras de carácter social que esas empresas favorecen durante su permanencia en el lugar constituyen sólo una mínima devolución de lo mucho que se llevan, sin una mayor significación humanitaria.

No quisiéramos que el resultado conclusivo sea la aparición de pueblos fantasmas y de lugares áridos, insalubres e inhóspitos

La inadecuada legislación minera y las administraciones mineras en orden a la defensa de los derechos e intereses locales. En general el Código Minero, pese a sus actualizaciones, no responde a la instrumentación jurídica que hoy en ese rubro necesitaría el País. Protege y beneficia más a las compañías mineras que a los dueños del suelo y al Estado Argentino que entregan sus bienes y corren con los riesgos que se prolongan en el tiempo.

La ausencia de información completa, sin recortes y desde una óptica integral, que le proporcione a la población un panorama objetivo acerca de este tipo de actividades, sus beneficios reales, sus riesgos y sus consecuencias.

Asimismo nos preocupa la falta de debate público, que implique a los funcionarios y legisladores responsables de las decisiones que se toman, lo cual torna frágil y poco fiable el sistema de representación de la población.

Observamos con inquietud que alguien pueda creer o pensar que este tipo de emprendimientos sean la salvación para las poblaciones del interior.

Desconocemos si ha habido bienestar y logros sustentables en otros lugares del país a raíz de la actividad minera. Los testimonios conocidos inducen a pensar lo contrario.

Proponemos:

Más información y debate público. Formación profunda en la materia de parte de las autoridades y legisladores, valorando los aportes que en distintas partes de la Provincia hacen los foros y los grupos interesados en la salvaguardia del medio ambiente y de la biodiversidad presente en nuestra Provincia.

Una revisión total y reformulación de la legislación minera, de los procedimientos de evaluación de impacto ambiental y de los mecanismos de las audiencias públicas para su debate. Es la laxitud de la legislación actual, y no sólo el potencial de metales existentes, lo que hace apetecible la inversión minera en el país.

Promover el diseño, la puesta en marcha y el funcionamiento continuo de una red de monitoreo ambiental que permita conocer la situación de los suelos, aguas, seres vivos y ecosistemas de la provincia, tanto de ambientes dedicados a la producción como de ambientes sin producción, de la cual participen como veedores ciudadanos, miembros de comunidades indígenas y organizaciones de la sociedad civil.

Promover y sostener estudios epidemiológicos para averiguar las enfermedades y causas de muerte de las personas que permitan detectar, en cualquier lugar de la provincia, sobre todo en zonas mineras, cualquier anomalía o exceso de casos, y poder así aplicar las correcciones necesarias e incluso suspender actividades que amenazaran la salud y la vida de las personas.

Velar, desde el gobierno, por la preservación de los modos de vida propios de las Comunidades Indígenas, en el respeto de su cultura, su cosmovisión y su íntima relación con la tierra. Garantizar su participación y consulta previa sobre cualquier actividad que incida sobre sus territorios.

Formalizar el principio del agua como derecho de todo ciudadano, y por ende regular su utilización y defender las cuencas acuíferas superficiales y subterráneas, impidiendo el uso y derroche de agua dulce en emprendimientos mineros o afines.

Promover actividades productivas que beneficien a la región, capaces de mantenerse en el tiempo, sin depredar la naturaleza. Creemos que la minería no es la única salida económica para la meseta patagónica, tanto más que es una solución no sostenible en el tiempo. Necesitamos promover actividades genuinas, legales, acordes al lugar, respetuosas del medio ambiente y de largo alcance.

Reafirmar la vigencia de la Ley Provincial Nº 5001 sobre la suspensión en Chubut de actividades mineras de las características mencionadas.

Ser inflexibles en asegurar la protección del ambiente para cualquier actividad minera posible (aún las que aparentemente no entrarían en el rubro cuestionado), en todas las etapas del proceso extractivo, desde su prospección, exploración, extracción, almacenamiento y cierre de la mina, como también en los procesos posteriores del tratamiento del mineral y el destino de los residuos.

La participación e implicación real de la población en la cuestión minera alejará el temor que los estudios de impacto ambiental abriguen vacíos técnicos o se transformen en meras formalidades.

Consideraciones ulteriores:

Creemos necesario instalar una visión ético- espiritual, de profunda raíz histórica, cultural y ancestral para acordar decisiones compartidas, de manera responsable y comunitaria, interpelando y oponiendo otro modelo distinto al provisto por el sistema donde el afán de lucro y de explotación hiere permanentemente a los recursos de nuestro planeta.

Juan Pablo II, en la Encíclica “La preocupación social de la Iglesia” Nº 34 dice que “El carácter moral del desarrollo no puede prescindir del respeto por los seres que constituyen la naturaleza visible… en virtud de una triple toma de conciencia:

     - “de que no se pueden utilizar impunemente las diversas categorías de seres vivos o inanimados”. Sepamos ver la naturaleza de cada ser y su mutua conexión en un sistema ordenado que es el cosmos.
     - “de la limitación de los recursos naturales”. No son inagotables. No han de utilizarse con dominio absoluto pues pone en peligro su disponibilidad para las futuras generaciones.
     - “de las consecuencias de un cierto desarrollo sobre la calidad de vida en las zonas industrializadas”. Es cada vez mayor la contaminación ambiental con graves consecuencias para la salud del ser humano, de los animales, los vegetales y la misma naturaleza inanimada.

El Chubut, por su posicionamiento en el país y en la Patagonia, podría ser líder en la propuesta de un “desarrollo alternativo, integral y solidario, basado en una ética que incluya la responsabilidad por una ecología natural y humana, que se fundamenta en el Evangelio de la Justicia, la solidaridad y el destino universal de los bienes, superando la lógica utilitarista e individualista, que no somete a criterios éticos los poderes económicos y tecnológicos” (Ap. 474)

Es parte de este nuevo modelo el saber apostar por políticas públicas y participaciones ciudadanas, que difundan la cultura y promuevan la educación para garantizar el respeto, protección, conservación y restauración de la naturaleza.

En los umbrales del Bicentenario de una libertad tan costosamente obtenida, recuperemos la armonía con toda la creación y seamos, de esa manera, soberanos de nuestra tierra y de sus recursos.

“El Señor creó el universo como espacio para la vida y la convivencia de todos sus hijos e hijas y nos lo dejó como signo de su bondad y de su belleza” (Ap. 125). El nos inspire a todos una nueva relación con toda la creación, como parte de la comunión que tenemos que tener con El y con todo ser humano.



El gobierno de Chubut ve con buenos ojos el cambio de manos del proyecto minero Navidad en la zona de Gastre
Jueves, 15 de Octubre de 2009
http://www.diariojornada.com.ar

En nombre del Gobierno del Chubut, el ministro Coordinador, Pablo Korn, salió esta mañana a respaldar la venta a nivel mundial de la empresa Aquiline al grupo Pan American Silver, señalando que el Estado chubutense fue informado de los detalles de la operación, en virtud de que uno de los principales activos que se traspasarán será el mentado Proyecto Navidad, el mayor reservorio de plata del mundo, ubicado en la meseta central de la provincia, en cercanías a la localidad de Gastre.

Korn dijo que la nueva propietaria de Navidad, Pan American Silver, “es un grupo minero que ha demostrado mucho conocimiento y ha sido premiado a nivel internacional y nacional por el tipo de operaciones que realizan en la industria minera.”

Korn añadió que no tiene dudas que Pan American Silver “va a trabajar bajo los lineamientos que imponga el gobierno de Chubut, en cuanto a cuestiones económicas, ambientales y sociales”, y en tal sentido adelantó que la provincia “reforzará la actuación de la Policía Minera” y “profundizará los controles medioambientales que garanticen una minería segura.”



Das Neves dio el ok para la exploración minera
Octubre, 2009
http://www.infoglaciar.com.ar

El debate sobre la política minera en Chubut escaló este fin de semana, luego que el gobernador Mario Das Neves deslizara señales reveladoras en el marco de su visita  a la localidad de Gastre, uno de los enclaves estratégicos para esa actividad económica.

Para los observadores que preanuncian definiciones en el corto plazo, Das Neves no solo instaló el tema, también dejó trascender la decisión de habilitar el desarrollo de la minería, el punto clave para empezar a discutir las limitaciones, la metodología y las exigencias que establecerá la provincia.

Das Neves dijo que las empresas "deben pagar mejores sueldos" a sus trabajadores e "invertir en mejoras para promocionar el lugar de donde se llevan las riquezas". En ese marco, señaló que “hay otras cosas en las que estas empresas tienen que invertir” y se preguntó: “¿por qué no pueden ellos sumarse a un fondo para la construcción de viviendas?”.

Para la mayoría de los observadores y de los empresarios mineros, Das Neves preanunció la decisión de darle luz verde a la explotación minera en territorio chubutense. “Como corresponde en cualquier lugar y en salvaguarda del medio ambiente nosotros vamos a ser exigentes con quien invierte, porque los recursos no son del Gobierno, son de ustedes”, dijo, al tiempo que exigió a los futuros inversores que “pagar mejores sueldos” a los trabajadores y “dejar parte de la riqueza que se llevan para promocionar la zona”. Las abundantes señales que derramó el Gobernador, tuvieron un punto de máxima cuando reiteró las “exigencias del Estado” para quienes invierten en la minería y afirmó que “lo importante es que seamos cuidadosos de ese recurso”, del cual, dijo, “quizás los que peinamos canas no veamos el resultado fantástico que puede dar y cómo puede hacer crecer y desarrollar una comunidad como ésta y tantas otras aquí cercanas”, se entusiasmó.
 
Nueva legislación
 
El mensaje de Das Neves signará la agenda política de la semana, ya que el debate sobre la actividad minera no solo se activará en el Parlamento y en las organizaciones sociales que rechazan esa actividad extractiva, sino también en la cumbre que el Gobernador convocó en la residencia oficial para analizar perfiles políticos e institucionales de la gestión y evaluar los ejes de la futura ley minera provincial. En esa reunión estarán los diputados que integran el bloque justicialista y los principales ministros del Gabinete chubutense.

Quienes conocen la entretela de las relaciones en el interior del gobierno, consideran especialmente importante esa reunión, por cuanto no es homogénea la posición de los ministros y tampoco la de los legisladores oficialistas. Por ejemplo, se sabe que el ministro de Medio Ambiente, Juan Garitano, considera que la decisión de avanzar en proyectos extractivos deberían tomarla las próximas generaciones, mientras que el titular de Petrominera, Luis Tarrío, impulsa el desarrollo, sin limitaciones, de esa actividad económica.

En esta Columna, Garitano definió la riqueza minera como las “joyas de la abuela” y sostuvo que había que proteger ese patrimonio . Desde la vereda de enfrente, Tarrío manifestó que del mismo modo que la sociedad acepta las alteraciones que experimenta el medio ambiente por la actividad petrolera en Comodoro Rivadavia, también lo hará en otras zonas de la provincia cuando se desarrollen proyecto mineros. En otros términos, estaba sugiriendo que la comunidad cordillerana finalmente se resignará.


Garitano es un hombre de la cordillera y aspira a ser el próximo intendente de Trevelin; en tanto que Tarrío es comodorense y responde a la cultura económica que define a esa ciudad petrolera. Son dos funcionarios claves en la discusión que se planteará en el interior del gobierno, aunque las definiciones pasarán por el Parlamento. Por eso, los diputados, en general devaluados, irán pisando fuerte a la reunión del 24 de septiembre en la residencia oficial de Rawson.

Home | About Us | Companies | Countries | Minerals | Contact Us
© Mines and Communities 2013. Web site by Zippy Info