MAC: Mines and Communities

Congreso de Perú aprueba ampliar plazo ambiental a Doe Run por 30 meses

Published by MAC on 2009-09-29
Source: El Mundo, Reuters, AFP (2009-09-25)

Condenada por el Instituto Blacksmith como una de las ciudades "más contaminadas del mundo" hace 3 años, la fundición de La Oroya, propiedad de Doe Run en Perú, no deja de atraer la furia de los ambientalistas y trabajadores de la salud - pero el apoyo de sus trabajadores.

La semana pasada, el Congreso Nacional peruano votó extender el plazo para que la compañía estadounidense "limpie" sus dañinas operaciones - plazo que ya ha sido extendido más de una vez.

Dos días antes, la policía despejó violentamente un bloqueo de vías que realizaban algunos trabajadores de la empresa, causando una muerte y un herido.

El ministro de Justicia peruano acusó a Doe Run de "manipular" a los trabajadores, en apoyo a su "causa". Ver también: http://www.minesandcommunities.org/article.php?a=9304

ENGLISH

El Congreso de Perú vuelve a rescatar a un gigante contaminador
Por Beatriz Jiménez | Lima
25 de septiembre, 2009
http://www.elmundo.es

Todos los niños de la población andina de La Oroya, la ciudad más contaminada de América Latina y una de las 5 más contaminadas del mundo, tienen plomo en la sangre y respiran las toneladas de bióxido de azufre y arsénico que la gigante chimenea de la empresa metalúrgica Doe Run lanza a la atmósfera. Producto de ello, sufren un deterioro irreversible de su sistema respiratorio y de sus órganos vitales.

A pesar de ello, el Pleno del Congreso peruano ha dado este jueves 30 meses más de plazo a esta empresa estadounidense, propiedad del billonario Ira Rennert, el mayor contaminador de EEUU, según el cineasta Michael Moore, para que cumpla con sus obligaciones ambientales.

Congresistas de todas las bancadas han dado su voto a favor para prolongar por 30 meses más la agonía de la Oroya ante la convulsión social que vive la ciudad producto de las protestas de sus 3500 trabajadores mineros, quienes exigen que el gobierno reactive el complejo metalúrgico de Doe Run, cerrado desde el mes de junio. Y es que sus casi 33.000 habitantes viven de la misma empresa que día a día satura sus arterias de plomo.

Fruto del caos social, incentivado según el Primer Ministro peruano, Javier Velásquez Quesquén, por los directivos de la empresa con el fin de presionar al gobierno, un policía y un trabajador han muerto, 34 personas han resultado heridas (entre ellas dos menores de edad) y 14 fueron detenidas.

Quinta oportunidad a Doe Run

Esta es la quinta vez que, según el economista peruano Humberto Campodónico, el gobierno peruano permite la ampliación del plazo para que la empresa Doe Run , propietaria del complejo metalúrgico de La Oroya desde 1997, cumpla con su Plan de Manejo y Adecuación Ambiental (PAMA).

"El complejo metalúrgico, perteneciente al Grupo Renco, tiene pendiente la construcción de una planta de tratamiento de ácido sulfúrico de cobre. Su ausencia provoca grandes emanaciones de monóxido de carbono y otros contaminantes, expulsados por su chimenea principal y sus 94 secundarias".

En el mes de marzo Doe Run pidió una ampliación del plazo para cumplir con sus obligaciones ambientales que fue denegada por el entonces viceministro de Minas, Felipe Isasi. Sin embargo, frente a la reducción de sus operaciones y la amenaza de suspenderlas indefinidamente, el gobierno medió para que las poderosas empresas mineras Volcan y Buenaventura avalaran un crédito por 175 millones de dólares en favor de Doe Run. La condición de este aval era que la empresa pusiera sus acciones en garantía del cumplimiento de sus obligaciones para descontaminar La Oroya.

Doe Run se negó a la capitalización de sus deudas y a pesar del auge del precio de los metales experimentado hasta este año, argumentó a principios de agosto ser insolvente debido a la crisis internacional y entró en reestructuración.

Ley con nombre propio

El actual marco legal impedía que el Estado peruano concediera una nueva prórroga a Doe Run, por lo que era necesario la aprobación de una ley "con nombre propio", tal y como calificaron los diputados de oposición al proyecto aprobado hoy por la comisión del Congreso.

La semana pasada, el Consejo de Ministros decidió prorrogar por 20 meses las obligaciones ambientales de la empresa con la población y elaboró un proyecto de ley para permitir esta prórroga, que debía ser visto por el Congreso.

Desde el martes, la Oroya se convirtió en un polvorín. El Sindicato de Trabajadores Mineros rechazó que el Ejecutivo pasara 'la papa caliente' al Congreso y exigió una prórroga de 36 meses, tal y como pedía Doe Run.

'Hemos legislado con una pistola en la cabeza'

Con 85 votos a favor, dos abstenciones y tan sólo un voto en contra, el Pleno del Congreso de la República cumplió con las expectativas de la empresa y aprobó una prórroga no por 20 sino por 30 meses.

"¿Por qué cuando una empresa millonaria chantajea a nuestro pueblo, lo enfrenta y contamina la Pachamama se le hace caso?", preguntó hoy al pleno la congresista indígena Hilaria Supa. En quechua comparó la velocidad en aprobar la prórroga financiera y ambiental a Doe Run con el año que tardó el Congreso peruano en atender los reclamos de los pueblos andinos y amazónicos respecto a los decretos que afectaban sus derechos ancestrales. Este retraso se saldó el pasado 5 de junio con 34 muertes en la región de Amazonas.

Durante más de dos horas, uno a uno, los congresistas justificaron su voto aprobatorio. "Hoy votamos con una pistola en la cabeza", opinaba la congresista nacionalista Janeth Cajahuanca. "El problema social que vive la Oroya lamentablemente es más importante", justificaba por su parte Edgard Reymundo, del Bloque Popular.

Fruto de esta decisión de la Comisión del Congreso, HOY, en la ciudad más contaminada de América Latina los hombres, mujeres y niños del plomo viven un ambiente de fiesta y celebración porque Doe Run seguirá operando.



Congreso Perú aprueba ampliar plazo ambiental Doe Run
Jueves 24 de septiembre, 2009
Por Teresa Céspedes

LIMA (Reuters) - El Congreso peruano aprobó el jueves extender por 30 meses el plazo para que la minera Doe Run culmine la ejecución de su plan ambiental, clave para sus operaciones que la salvarían de un colapso financiero.

Doe Run Perú, que había pedido al Gobierno ampliar en 36 meses el plazo que vencía a fines de octubre, afirmó que "se sujetará" a la decisión del Congreso y que espera reiniciar en "semanas" las operaciones en su complejo metalúrgico en los Andes peruanos.

El tema generó conflictos en el sector, uno de los más importantes para la economía del país, con protestas de sus trabajadores que exigían mayor plazo del plan ambiental (PAMA), pese a que el complejo de Doe Run convirtió a la zona donde opera en una de las localidades más contaminadas en el mundo.

En la más reciente protesta, el lunes y martes, un policía murió de una pedrada en la cabeza en medio de enfrentamientos entre trabajadores de Doe Run y las fuerzas del orden.

La norma precisó que se dará a Doe Run "un plazo máximo improrrogable de 10 meses para el financiamiento del proyecto y entrada en operación del complejo" y otros 20 meses improrrogables para la construcción y puesta en marcha del PAMA.

"Consideramos que (el plazo ampliado) es manejable y nos vamos a sujetar a esta decisión. Vamos a hacer todos los esfuerzos para ir adelante con el cumplimiento del PAMA de acuerdo a lo aprobado", dijo a Reuters el vicepresidente de asuntos corporativos de la firma, José Mogrovejo.

Doe Run, del estadounidense Grupo Renco y que controla la mayor fundición y refinería del país, tiene inversiones pendientes con el Estado por 150 millones de dólares para el plan ambiental en La Oroya, una de las localidades más contaminadas del mundo, donde está ubicado su complejo metalúrgico.

Además debe a sus proveedores unos 110 millones de dólares, quienes han cortado el suministro de metales a la empresa.

"Ojalá (que Doe Run cumpla su nuevo plazo), porque la norma plantea que la empresa pueda ofrecer garantías y eso es lo que tenemos desde el Gobierno que exigir, que se cumpla", dijo a periodistas el primer ministro, Javier Velásquez.

REINICIO DE OPERACIONES

Sobre las garantías que el Gobierno ha pedido a la empresa para el cumplimiento del PAMA, Mogrovejo precisó que la empresa pedirá al Gobierno "que tenga en cuenta" que Doe Run también tiene que entregar garantías para los proveedores de suministros y las entidadades financieras.

"Si es que nosotros entregamos todas las garantías al Gobierno, simplemente no vamos a poder tener garantías para los proveedores de concentrados ni para las entidades financieras", refirió Mogrovejo, tras excusarse de dar más detalles.

"Es importante ver la forma de llegar a un acuerdo de garantías razonables con el Gobierno", agregó.

Doe Run paralizó la producción en junio luego de que bancos le cortaron un crédito vital para sus operaciones en momentos en que la crisis mundial golpeó los precios de los metales.

Meses después la empresa se declaró en reestructuración y solicitó la protección ante el estatal Indecopi para evitar embargos.

Sobre el reinicio de las operaciones del complejo metalúrgico, Mogrovejo dijo: "Estamos hablando de semanas para que se reinicien ya las operaciones".

Perú es uno de los mayores productores mundiales de metales y el sector es el responsable de aproximadamente el 60 por ciento de las exportaciones totales de este país andino.

La crisis de Doe Run había preocupado al Gobierno de Alan García porque de ella dependen 3.500 trabajos directos y otros 16.000 empleos indirectos en la localidad de La Oroya, donde esta semana trabajadores mineros protestaron y bloquearon una carretera en el centro del país en demanda de una solución.

El Gobierno, por su parte, ha acusado a la firma de manipular a los manifestantes y dijo que denunciaría al gerente de la minera, Juan Carlos Huyhua, por la muerte del policía.

Luego de la ampliación del plazo para la ejecución del plan ambiental, los trabajadores de Doe Run y pobladores donde opera la minera saludaron la noticia.

(Por Teresa Céspedes, con colaboración de Marco Aquino. Editado por Magdalena Morales)



Un policía muerto en Perú en un enfrentamiento con mineros

AFP – 23 de septiembre, 2009

LIMA — Un policía murió en la noche del martes en La Oroya (centro) y otro quedó herido durante un enfrentamiento con trabajadores de la minera estadounidense Doe Run, informó a la AFP una fuente policial.

El enfrentamiento se produjo cuando un pelotón de policías intentó despejar un puente en La Oroya y fue atacado con rocas desde un cerro, una de las cuales le impactó en el cráneo a un agente antimotines matándolo en el acto, señaló un portavoz de la comisaría de La Oroya, 180 km al este de Lima.

Mientras, el policía herido sufrió la fractura de una pierna, también por impacto de una roca.

Los trabajadores de Doe Run bloquean desde el martes la carretera que une La Oroya con Lima buscando evitar el cierre de la mina debido al incumplimiento de programas ambientales. La ciudad minera sufría un apagón total en la noche del martes en medio de la incertidumbre de los familiares de los mineros, que denunciaron a radios de Lima ser víctimas de la represión policial.

Las autoridades locales de La Oroya no ofrecieron cifras de civiles heridos e informaron de que la policía sólo usó gases lacrímogenos antimotines para dispersar a los manifestantes, negando el uso de balas.

El ministerio del Interior envió un destacamento de 1.200 policías para desbloquear la carretera desde la noche del lunes.

Más temprano, el martes, la policía detuvo a unos 20 mineros de Doe Run por perturbar el orden público, según el ministro del Interior, Octavio Salazar.

Unos 3.000 mineros de Doe Run iniciaron una huelga indefinida en demanda de la ampliación del plazo para cumplir un Programa de Adecuación Medio Ambiental (PAMA), que el gobierno le exige a la empresa estadounidense. "La carretera está bloqueada, no se deja pasar a nadie, la policía ha agredido a los trabajadores", indicó el dirigente sindical Isaías Aquino desde la ciudad de la Oroya a la AFP.

El gobierno peruano aprobó hace una semana un proyecto para otorgar un nuevo plazo, de 20 meses, a Doe Run para elaborar un programa de manejo ambiental en la región donde opera. Pero la empresa dice que necesita 30 meses. Doe Run, un importante exportador de metales, aduce que pasa dificultades por la crisis financiera mundial y la bajada de precios de los metales.

Home | About Us | Companies | Countries | Minerals | Contact Us
© Mines and Communities 2013. Web site by Zippy Info