MAC/20: Mines and Communities

Venezuela: Chavez to offer Russians Las Cristinas gold project - Chavez ofrece a empresa rusa proyecto de oro revocado a Crystallex

Published by MAC on 2008-11-10

To boost Venezuela's gold reserves "amid the global financial crisis", president Chavez has announced a takeover of the long-delayed Las Cristinas project. Although the mine will be administered by the state, it's doubtful whether this can be called "nationalisation", since the government plans to offer operational control of Las Cristanas to the Russian company, Rusoro.


Venezuela's bid to boost gold reserves bad news for Crystallex

By ANDY HOFFMAN

Globe and Mail

6th November 2008

Venezuelan President Hugo Chavez's government says it is taking over one of the world's largest gold deposits, operated by Toronto's Crystallex International Ltd., because it needs to boost its gold reserves amid the global financial crisis.

The nationalization of the Las Cristinas project, which Crystallex has said could contain more than 16 million ounces of gold worth about $11.8-billion (U.S.) at today's prices, could prove the death knell for the junior miner's decade-long struggle to build the mine.

"This mine will be recovered and will be operated under the state's administration," Venezuela's Mining and Basic Industries Ministry said in a statement.

Crystallex's beleaguered shares lost more than a quarter of their value, falling to 38 cents on the Toronto Stock Exchange yesterday.

Mr. Chavez has threatened to take over mining operations in the past, but has never done so, until now. He has already nationalized Venezuela's oil industry as well as electricity, steel, cement and telecom companies.

Company officials, including chairman and chief executive officer Robert Fung, did not return phone calls. Spokesman Richard Marshall said in an e-mail that Crystallex executives in Toronto and Caracas had not been advised of any changes.

"Our staff had meetings with ministry officials twice this week and there was no change in position or expectations regarding Las Cristinas. This looks like another unnamed source and/or with vague comments creating uncertainty," Mr. Marshall said.

Venezuela said it needs the gold from Las Cristinas because the global financial crisis has caused commodity prices to plummet on fears of a worldwide recession.

"As a result of the financial crisis that has spread to a global scale, it is necessary to try to reclaim our gold to increase our international reserves," the government statement said.

The Las Cristinas deposit has languished in uncertainty for years. Crystallex does not own the mining claims to the deposit but has the right to operate the mine under a contract signed in 2002. In April, Venezuela rejected Crystallex's request for a key permit needed to operate the mine, devastating the company's stock, which is held largely by a cult-like group of faithful retail investors.

Las Cristinas was the only gold deposit mentioned in the ministry statement, which outlined plans for "rescuing the most important mining deposits in Venezuela in order to increase production capacity in strategic minerals like gold, diamonds, bauxite and uranium."

Venezuela hopes to begin mining Las Cristinas next year.

Doug Belanger, president of Gold Reserve Inc., a company that has faced similar challenges in building the nearby Brisas gold project, said his company has not been contacted by the Venezuelan government about the nationalization of Las Cristinas.

The Spokane, Wash., miner, which has its shares listed on the TSX, has been in preliminary discussions with the government about operating the two mines as a joint venture with the government, Mr. Belanger said.

Rusoro Mining Ltd., a Vancouver company with Russian backing and executives, has found some success in Venezuela, operating small mining operations and recently signing an agreement with the government to jointly develop projects.


Venezuela to offer Russians Crystallex gold project

Reuters

6th November 2008

CARACAS (Reuters) - Venezuela said it will offer a joint venture to Russian-owned miner Rusoro to operate the Las Cristinas and Brisas gold projects, currently under contract to two Canadian companies, Mining minister Rodolfo Sanz on Thursday.

He told a Russian delegation that a memorandum of understanding would soon be signed with Rusoro. It appeared that Sanz intends to replace the Canadian companies who operate the projects that contain some of Latin America's largest gold deposits, with Rusoro, but he did not mention their names.

Las Cristinas is currently operated by Canada's Crystallex, which had waited for years for an environmental permit to start building a mine at the site. The minister on Wednesday said that the government was taking control of Las Cristinas and would start the mine next year.

Nearby Brisas is operated by Gold Reserve which had also been waiting for permits to start mining the gold and copper deposit.

(Reporting by Brian Ellsworth; Writing by Frank Jack Daniel)

Editorial note: Rusoro tried to take over Gold Reserve in August (See: Gold Reserve Reports on Offer from Rusoro Mining Ltd: . http://biz.yahoo.com/bw/080827/20080827005959.html?.v=1) and it took over Hecla Mining assets in Venezuela during July.


Venezuela se apresta a revocar concesión de mina de oro

AP

5 de Noviembre de 2008

CARACAS - El gobierno del presidente Hugo Chávez anunció el miércoles la inminente revocatoria de la concesión entregada en el 2002 a una empresa canadiense para explotar la mina de oro más grande del país, la cual será operada por una empresa estatal.

El ministro de Industrias Básicas y Minería, Rodolfo Sanz, declaró que la mina Las Cristinas "será recuperada y será operada bajo la administración estatal".

La empresa Crystallex International, basada en Toronto, había asegurado que planeaba invertir 265 millones de dólares en la construcción de la mina de oro Las Cristinas y una planta procesadora del mineral, tras suscribir un convenio de explotación en el 2002. La compañía indicó que no ha sido informada de la inminente toma del gobierno.

"La empresa no ha sido notificada de cualquier cambio", afirmó Crystallex en una declaración. Representantes de la compañía se reunieron con funcionarios de Venezuela el miércoles "y no se plantearon cuestiones en relación con el control de Las Cristinas".

La firma canadiense había estado a la espera desde entonces de los permisos ambientales para iniciar la explotación de la mina de oro, la mayor del país, con reservas probadas de entre 12,5 millones de onzas y 13,6 millones de onzas.

Crystallex esperaba extraer cerca de 40.000 toneladas del mineral por día, una vez que se concluyesen las obras.

Durante años, los ambientalistas y los indígenas han tratado de bloquear la construcción de la mina, bajo el argumento de que las obras causarán daños ecológicos y perturbarán a las comunidades indígenas.

Las Cristinas, a unos 1.200 kilómetros al sureste de Caracas, está ubicada entre dos regiones de suma importancia ecológica: el Parque Nacional Canaima, uno de los 10 más extensos del mundo, del tamaño de Bélgica, y la reserva forestal de Imataca.

Protegida por el gobierno desde 1850, Imataca cubre 3,5 millones de hectáreas del llamado escudo de Guayana, al extremo noreste de Venezuela. La zona es rica en oro, diamantes, hierro, bauxita, manganeso, cobre y posee una diversidad de flora y fauna única en el mundo.

Voceros del gobierno aseguran que los daños al medio ambiente serán mínimos. Mineros ilegales han arrasado unas 2.000 hectáreas de la zona desde comienzos del siglo pasado.

Sanz, en declaraciones a la emisora La Voz de Guayana, afirmó al respecto que "la minería hay que industrializarla para generar empleos estables, traer tecnología en el país y encadenar procesos de transformación". El gobierno no descarta permitir concesiones de minería de veta profunda, al tiempo que no permitirá minería a cielo abierto ni extraer minerales de la Reserva Forestal de Imataca, pues esto causaría degradación ambiental y se contaminaría el agua del país.

El ministro no precisó el modo en que el gobierno tomará el control de Las Cristinas y tampoco aclaró si se mantiene el plan de incorporar en calidad de asociados a mineros informales, organizados en cooperativas.

En años recientes Chávez ha dicho repetidas veces que planea revocar un grupo de concesiones mineras aprobadas incluso por su propio gobierno, con la intención de activarlas luego en asociación con mineros pobres organizados por el estado en cooperativas.

De acuerdo con un despacho difundido por la agencia estatal de noticias ABN, citando la entrevista radial del ministro, el gobierno aspira incrementar la capacidad de producción de oro de 4,2 a 8,2 toneladas al año.

Sanz añadió que "a raíz de la crisis financiera que se ha extendido a escala mundial, es necesario tratar de recuperar nuestro oro para aumentar nuestras reservas internacionales".


Sanz asegura que el Estado operará mina Las Cristinas
El ministro indicó que el proyecto aurífero iniciará explotación en 2009

CARACAS

6 de noviembre, 2008
http://www.eluniversal.com

El ministro de Industrias Básicas y Minería (Mibam), Rodolfo Sanz, informó que para el próximo año se estima la explotación de la mina aurífera Las Cristinas, ubicada en el sector Las Claritas del estado Bolívar.

En septiembre de 2002, el Estado venezolano - a través de la Corporación Venezolana de Guayana, como propietaria y dueña de la concesión de la mina Las Cristinas- firmó un contrato de operaciones con la canadiense Crystallex.

Esta transnacional se ha mantenido a la espera de un dictamen final del Ministerio del Ambiente, en torno a la viabilidad del proyecto aurífero. Sin embargo ese despacho negó a finales de abril, la autorización para explotar la mina.

Ayer, en un comunicado de prensa del Mibam, Rodolfo Sanz afirmó que "esa mina será recuperada y será operada bajo la administración estatal".

En su declaración no se especifica la modalidad en que el Estado incursionará en dicho proyecto aurífero, uno de los más grandes del mundo, con 12 millones de onzas de oro.

Litigio pendiente

El Tribunal Arbitral del Centro Internacional para el Arreglo de Diferencias en materia de Inversiones (Ciadi) determinó que el litigio intentado por la empresa Vanessa Ventures (ahora Infinito Gold) contra la República Bolivariana de Venezuela tiene jurisdicción, informó la apoderada legal, Mariana Almeida. Esa instancia tribunalicia internacional dictó un laudo afirmando su jurisdicción para conocer la demanda interpuesta por la empresa canadiense en torno al caso de Minera Las Cristinas C.A. (Minca) y sus derechos sobre las minas de oro y cobre, ubicadas en Bolívar.


Venezuela ofrece a rusos grandes minas oro
Reuters

6 de noviembre, 2008

CARACAS - Venezuela planea desarrollar sus mayores depósitos de oro con la ayuda de una minera rusa, dijo el jueves el ministro de Industrias Básicas y Minerías, lo que aparentemente pone fin a la larga apuesta de dos compañías canadienses para operar los proyectos.

La decisión refleja los esfuerzos del presidente Hugo Chávez por estrechar lazos con Rusia, incrementar el control estatal sobre un sector clave y acelerar el estancado desarrollo minero en momentos en que los alicaídos precios del crudo amenazan con dañar las finanzas del socio de la OPEP.

El viernes se firmará un acuerdo entre la rusa Rusoro para operar los yacimientos Las Cristinas y Brisas junto con Venezuela, dijo el ministro Rodolfo Sanz a una delegación de empresarios rusos durante una reunión presenciada por Reuters.

Los títulos de Rusoro subieron fuertemente tras la noticia.

Crystallex tiene un contrato operativo para desarrollar Las Cristinas, mientras que Brisas fue entregada en concesión a Gold Reserve. Las minas están consideradas entre los mayores yacimientos no desarrollados del mundo y ambas empresas han esperado por años permisos gubernamentales para desarrollarlas.

Aparentemente, Sanz pretende reemplazar a las canadienses por Rusoro, pero no las mencionó por su nombre. Además, afirmó que el memorándum no mencionaría Las Cristinas y Brisas por razones legales, pero aseguró a los rusos que tendrían acceso a los proyectos. "Pueden tener la certeza de que esos van a ser los yacimientos", puntualizó.

"Tenemos que rescindir nuestra relación con una empresa que ha venido trabajando en la zona", dijo en aparente alusión a Crystallex. "Tenemos un problema jurídico allí", agregó.

Al ser consultado tras la presentación por otro periodista de Reuters, Sanz dijo que la participación de Rusoro en Las Cristinas no había sido decidida todavía.

La decisión se produce un día después de que Venezuela, que frecuentemente advierte contra acumular reservas en dólares, dijera que retomaría el control de su oro para impulsar sus reservas en este metal como un escudo contra la crisis financiera.

Chávez emprendió años atrás una amplia campaña de estatizaciones en el sector petrolero, siderúrgico, cementero, de telecomunicaciones, electricidad y banca.

Los títulos de Rusoro llegaron a ganar un 38 por ciento tras las noticias del jueves, mientras que las acciones de Crystallex bajaron. Las de Gold Reserve subieron ligeramente.

Un portavoz de Crystallex dijo a Reuters que funcionarios venezolanos han dicho que el proyecto sigue su curso.

Posteriormente, la minera dijo que pidió una aclaración formal al ministro de Industrias Básicas y Minerías sobre el estatus de Las Cristinas, aunque destacó que aún no ha sido notificada por ningún funcionario gubernamental sobre un cambio en el control del proyecto o su contrato operacional.

Un portavoz de Rusoro no quiso comentar la situación, pero dijo que el consejero delegado estaba camino a Venezuela.

Gold Reserve no respondió a las peticiones de información.

ENORME MINA DE ORO

"Dudo (que Crystallex) se repliegue y diga que es el final, pero esto es la confirmación de lo que yo pensé que iba a ser el final del juego", dijo Barry Allan, analista de Research Capital en Toronto.

Allan es uno de los varios analistas que este año dejaron de cubrir Crystallex por la frustración de los permisos para explotar Las Cristinas.

Incluir a Rusoro en el proyecto supone un nuevo giro a una saga que ha durado años para iniciar el desarrollo de las masivas reservas de oro de Las Cristinas, que han pasado por las manos de otras tres compañías desde la década de 1990.

Chávez ofreció Las Cristinas a Crystallex en el 2002, provocando que otras compañía canadiense llamada Vannessa Ventures interpusiera un arbitraje internacional alegando que tenía los derechos para operar la mina. Rusoro, con sede en Vancouver, opera actualmente en Venezuela las minas Choco 10 e Isidora, y procesa el mineral en las instalaciones de Choco, según el sitio en internet de la compañía.

Hecla Mining Company, con sede en Idaho, dijo en junio que vendió sus subsidiarias en Venezuela a Rusoro con unas pérdidas considerables.

(Escrito por Frank Daniel, traducido por Patricia Rondón. Editado por Javier López y Patricia Vélez)

Home | About Us | Companies | Countries | Minerals | Contact Us
© Mines and Communities 2013. Web site by Zippy Info