MAC/20: Mines and Communities

LATIN AMERICAN UPDATE

Published by MAC on 2006-02-06


LATIN AMERICAN UPDATE

6th February 2006

Editorial comment: Brazil is about to open up new frontier areas to foreign mining companies. Rio Tinto, which has pressured the government for more than a decade to "streamline" its mining legislation, will be among the first to benefit.

Brazil's new accord with Venezuela will bring it massive coal supplies from Indigenous territory across the border: a prospect vigorously protested at last month's World Social Forum held in Caracas.

Canadas' Barrick - now the world's biggest gold miner - expects to get a permit for its vast Pascua Lama mine, before the new Chilean president, Michelle Batchelet, is inaugurated in March. But the Association of Manitoba Chiefs, in solidarity with the Diaguita people, is pledged to vigorously oppose the project.

Following the recent mining accord between Chile and Argentina other mining companies, including Rio Tinto and Teck Cominco, are also hoping to grab further concessions.


Brazil frontier mining bill nearly drafted

by Reuters, RIO DE JANEIRO, Brazil

3rd February 2006

A new law bill that could open up Brazil's mineral-rich border lands to foreign mining companies is in the final stages of preparation, a government mining sector official said.

"The government's aim is to attract new investment to frontier lands," said Paulo Ribeiro de Santana, national mining department (DNPM) adviser, estimating that this area covered 1.6 million square kilometers with 10 million inhabitants.

Rio Tinto Brasil, a wholly-owned subsidiary of UK-based Rio Tinto Ltd./Plc , expects the bill to be sent to congress any day now, with a decision "within two years."

"This will aid our planned investments in expansion," said Rio Tinto Brasil commercial director Eduardo Rodrigues, estimating that frontier lands amounted to 28 percent of Brazilian territory.

Rio Tinto operates an iron ore mine, Mineracao Corumbaense Reunida, in Mato Grosso state, 50 km from the Bolivian border.

"What is needed is an alignment between Brazilian law number 6634 of 1979 and the Brazilian constitutional amendment of 1995," Rodrigues said.

The 1979 law banned companies with more than 50 percent foreign capital mining in areas 150 km from national borders.

However, the 1995 constitutional amendment allowed foreign companies to operate in these areas via a legally registered Brazilian subsidiary.

Rodrigues said that both the 1979 law and 1995 constitutional amendment are valid, leading to conflicting interpretations of what is legally permitted.

Prior to the amendment, Rio Tinto had only a minority shareholding in the MCR mine, but purchased 100 percent of MCR's capital in 1998, when this became legally possible.

Rio Tinto Brasil has plans to expand its iron ore mining capacity at MCR to 15 million tonnes a year, from 2 million.

It also hopes to attract international partners to a pig iron and steel project at its site near Corumba.


WORLD SOCIAL FORUM: Indigenous Demonstrators Protest Coal Mining

Por Humberto Márquez

by IPS CARACAS

27th January 2006

Indigenous protesters from northwestern Venezuela marched Friday through the streets of Caracas, which is hosting the sixth World Social Forum (WSF), to protest plans for mining coal on their land.

The bows and arrows, traditional indigenous dress, drums and ritual dances were similar to those seen in past demonstrations by Wayúu, Añú, Yukpa and Barí Indians. But this time the roughly 150 indigenous protesters were accompanied by some 2,000 representatives of Venezuelan environmental and leftist groups, and activists from Brazil, Canada and Colombia.

Next February, "the state-run enterprise Carbozulia plans to begin mining coal along the Socuy River in order to boost total annual output from eight million tons in 2005 to 20 million in the shortest possible timeframe," environmentalist Lusbi Portillo, one of the organisers of the protest, told IPS.

Carbozulia's argument "is that they will not hurt the Socuy River because they will work at least 100 metres away from it," said the activist, who was carrying a sign proclaiming "No to Coal".

"But that promise doesn't matter to us, because we know the mine will degrade the environment anyway, in the area where indigenous communities live off the land," he added.

In addition, Puerto América, a port installation that will be used to export coal from the new mine as well as the coal that comes from Cerrejón in northeastern Colombia, will be built on the coast of the Gulf of Venezuela, added Portillo, one of the leaders of the local non-governmental organisation Homo et Natura.

"What we want is for President (Hugo) Chávez to simply state that no concessions will be granted, and that the land that belongs to indigenous people will be formally awarded to them," Avelino Korombara, a member of the Barí community from Semadoji, in the extreme western portion of Venezuela along the Colombian border, commented to IPS.

"We support our indigenous compatriots from Zulia in demanding collective ownership over land, in order to achieve real people's power, socialism," said Tomás Ribas, with the Ezequiel Zamora Agricultural Cooperative.

"These problems have arisen because our president has not yet brought about the formal demarcation of our land, and in the meantime continues awarding concessions without consulting us," said Wayúu activist Ángela González, standing next to a banner reading "Out With Vale do Rio Doce, No to the IIRSA".

Carbozulia and the Brazilian state-owned Companhia Vale do Rio Doce have formed a consortium to mine coal in the region, where joint ventures are already operating between the Venezuelan company and transnational corporations like the British-South African Anglo American; Ruhrkohle, Germany's largest coal company; Interamerican Coal, based in Aruba, in the Dutch Antilles; and the coal divisions of U.S. giant Chevron-Texaco and British-Dutch Shell.

Environmentalist Francisco Mieres lamented the fact that the government "places priority on its energy commitment to Brazil, to the detriment of the environment and indigenous communities."

Under the left-leaning administrations of Chávez and Brazilian President Luiz Inácio Lula da Silva, joint ventures have been developed for public works, mining and energy sector cooperation. The two countries' state-owned oil companies are planning to build a refinery in northeastern Brazil, while Brazilian companies will drill for heavy crude in Venezuela.

One of the most recent agreements involves the construction of a natural gas pipeline that will stretch from Venezuela's Caribbean coast to Argentina, running through Brazil.

These and other projects form part of the South American Regional Infrastructure Integration programme (IIRSA), a Brazilian initiative, "but along the way, the water, soil and air will be polluted and indigenous people will be forced to abandon the lands they now use for farming, grazing and fishing," remarked another environmentalist, Jorge Hinestroza.

The two-km protest march by indigenous activists from the northwest – who represent around 300,000 indigenous people in this country of 26.5 million, according to the state-run Statistics Institute - also served to show WSF participants that there is opposition to Chávez administration policies in progressive as well as conservative sectors. (END/2006)


The Assembly of Manitoba Chiefs, representing 120,000 First Nations people in Canada, has expressed support for the Diaguita People of Pascua Lama. The Assembly last month signed a political accord with the Diaguita Leadership to assist them in their struggles against Barrick Gold Corp.

The following is an account of the tour organised by the Assembly in January, followed by the Accord between the two peoples.

Pascua Lama & Barrick Gold
Grand Chief Ron Evans - Assembly of Manitoba Chiefs
Chief Sheldon Kent - Black River First Nation
Chilean Tour

12th January to 19th January 2006

Thursday, January 12, 2006 Meeting with Ambassador Bernard Giroux (Canadian Embassy to Chile)

Our First Nations delegation met with the Canadian Ambassador on Thursday, January 12, 2006, the meeting allowed for our leaders to discuss the deployment of the Black River project in Chile (Ojibway/Williche Well-Being & Health Care Initiative) along with the Indigenous partnerships that are being developed between Black River First Nation, the Assembly of Manitoba Chiefs and the Indigenous Peoples of Chile. Grand Chief Evans spoke to the Ambassador about Barrick Gold a Canadian gold mining company and its proposed Pascua Lama Gold Mining Project. The Grand Chief informed the Ambassador that the Assembly of Manitoba Chiefs plans to work very closely with the Diaguita People of the Pascua Lama Valley (Region III of Chile) to ensure the project does not negatively or adversely impact their way of life.

Friday, January 13, 2006 Meeting with Barrick Gold Corp

The delegation met with Barrick Gold, on Friday, January 13, 2006, they would not allow the filming of the meeting nor grant an interview at their corporate offices in Toronto. Mr. Rod Jiminez, a representative of Barrick Gold in South America informed our delegation that everything is under control with Pascua Lama and everyone is content with the project.

Saturday, January 14, 2006 Meeting with Daquita Leaders

Grand Chief Evans met with Nancy Yanez (a lawyer with the Observatorio de Derechos de los Pueblos Indigenas) and two Daguita leaders on Saturday, January 14, 2006, in Vina del Mar. These leaders who attended the meeting took a bus 10 hours to meet Grand Chief Evans and Chief Kent at their own expense. The meeting with these leaders was overwhelming as they informed us about the Pascua Lama project and the way they have been treated by Barrick Gold during the development phase of the project. The Diaquita leadership felt they have not been consulted and fear they will have few opportunities to protect and preserve their culture in the event that the mine is approved by the Chilean government. We were told that the Diaguita People are the original owners of the land and feel their concerns (environmental, social, economic and political) are being ignored by the company. The leaders asked the Assembly of Manitoba Chiefs for assistance and to advocate on their behalf so that their cultural way of life is not destroyed by the proposed $1.5 billion US mega-mining project.

To date, Barrick Gold Corp has agreed to provide $60 million US over the life span of the mine (20 years) to farmers and industry in the valley for irrigation (as this is a desert like region). It has further pledged another $10 million US for community based projects but has not provided anything directly to the Diaquita People to protect their communities from what they feel is cultural genocide.

The project it self will see the removal of several glaciers off the side of an Andean mountain in order for the company to access the nearly 15 million ounces of gold worth $ 8.2 to 8.4 billion US (based on a gold price of $550-555.00 US per ounce). The mentioned amount does not include the millions of dollars that will be made from the mining of the very rich silver and copper deposits also located at the site.

From a development perspective, this Canadian mega-mining project will create 5500 jobs during construction of the mine and another 1500 to mine the deposits over a 20 year period. History demonstrates that these types of mining projects in Chile do not benefit the Indigenous Peoples. The project has experienced mounting pressure from Chilean environmental groups and has witnessed thousands of people protesting in front of Barrick's offices in Santiago. As well the intensity and public attention towards this project has put considerable pressure on Canada's reputation in the Pascua Lama region and throughout Chile.

In Closing, the Diaguita People are very much opposed to the Pascua Lama mining project as they are concerned about the effects this project will have on the environment, the impact on their cultural way of life, as well as the social fabric of their communities. As one leader informed our delegation, he said this project as it stands today, "it is nothing more than cultural genocide of the Diaguita People and if Barrick Gold is allowed to continue the project in its present form, the Diaquita will become extinct"..


THE ACCORD

As result of our meetings with the Diaguita People, the Assembly of Manitoba Chiefs has signed the following accord:

Whereas the leaders of the Diaguita Huascoaltino's community, Chile and the leaders of the Assembly of Manitoba Chiefs, Canada, due to the political, historical, cultural and social issues they share and considering that:

o Our peoples are the original peoples of the Americas and share unique cultures as First Peoples that respects the environment which are based on historical and traditional teachings of our people; o Our peoples within their traditional territories have long been the "Sons and daughters of Mother Earth" and shall work together to engage and enhance the economic and community development of our communities in culturally appropriate and sustainable manner;

o Our peoples recognize the need to be a part of the main stream economy and in order to do so we will work together to develop partnerships that will improve the quality of life of our people.

o Both peoples have kept their community values, their respect for tradition, and
recognition of traditional authorities.

With the purpose of developing the following tasks:

o Recover control over our traditional lands (in many cases stolen and illegitimately taken by the Status, companies or outsiders);
o Strengthen and promote community values and local capacities as instruments for peace and promotion of their own culture;
o Enhance knowledge and conservation of their natural heritage;
o Develop and promote their culture;
o Work towards building sustainable economies and communities through the development of mutually beneficial long-term partnerships with other Indigenous governments, non-Indigenous governments, industry, and non-government organizations;
o Promote community level sustainable economic development based on traditional and community based knowledge of the natural environment;
o Enhance local leadership to develop culture and community values, specially amongst women and youth;
o Protect traditional knowledge to ensure it will be kept in community hands ensuring
respect to community interest in biodiversity and natural heritage;
o Promote cross-cultural exchanges of Indigenous and First Nations people, ideas,
knowledge, and culture of Indigenous and First Nations peoples.

These tasks will be addressed in a collaborative manner, and shall be based on respect, understanding and solidarity. These tasks will be made into reality through the delivery of joint initiatives and implementation of these initiatives between our two peoples. This may include (but is not solely limited too) community development, fund raising, partnerships, institutional support, political support, technical and professional support, (nationally and internationally), interchange in cultural exchange, academic, technical and community matters, among others.

It is stated here that investor's initiatives are being deployed in Diaguitas traditional teritories, that threaten Huascoaltinos's Diaguita people with losing their land and natural resources and also alter dramatically their way of life and culture. This situation demands support and solidarity from the Assebly of Manitoba Chiefs to Diaguita People, which will be effective through joint activities developed under the terms of this accord.

**The above agreement was signed on Thursday, January 19, 2006, in Santiago, Chile by
Grand Chief Evans and the Diaguita Leadership..



Neighbours sign Andes agreement

by Miningnews

6th January 2006

ARGENTINA and its South American neighbour, Chile, are set to sign new agreements to facilitate mining operations in two border regions of the Andes.

According to an Argentine Foreign Ministry statement, the accords, which fall under the framework of the Treaty of Complementary Mining Integration signed between the two countries in 1997, are for mining and exploration in the Amos-Andres and Vicuna areas.

On the Chilean side of the border, the Amos-Andes area comprises exploration concessions held by Rio Tinto, Teck Cominco and Argentine miner Cerro Vanguardia. While on the Argentine side, the concession belongs to Cerro Vanguardia. The exploration concession for the Vicuna project is in the hands of Canadian miner Tenke Mining.

According to an Argentine Foreign Ministry, the accords will create bilateral protocols for special taxation, customs, border facilities and the flow of goods and people in the areas.


FORO SOCIAL MUNDIAL: Irrumpe protesta indígena contra la explotación del carbon

by IPS, Por Humberto Márquez

CARACAS, 27 ene (IPS) - Indígenas del noroeste de Venezuela marcharon este viernes por las calles de esta capital, en el marco del VI Foro Social Mundial, en protesta por las concesiones a empresas trasnacionales para que exploten minas de carbón en su territorio.

Con arcos y flechas, vestidos tradicionales, tambores y danzas rituales, la marcha de dos kilómetros repitió el formato de otras manifestaciones de las etnias wayúu, añú, yukpa y barí, pero esta vez junto a grupos ambientalistas e izquierdistas venezolanos a los que se les sumaron activistas radicals brasileños, canadienses y colombianos.

Marcharon unos 150 indígenas y unos 2.000 acompañantes.

En febrero, "la empresa estatal Carbozulia pretende abrir las minas de carbón de Río Socuy, para aumentar la producción anual, que en 2005 fue de ocho millones de toneladas, a 20 millones de unidades en el plazo más breve posible", dijo a IPS el ambientalista Lusbi Portillo, organizador de la protesta, caminando tras una pancarta que rezaba "No al carbón".

El argumento de Carbozulia "es que no dañarán al río Socuy, porque trabajarán al menos a 100 metros de distancia". "Pero nos da lo mismo, porque la minería igual degradará ese ambiente que es hábitat de comunidades indígenas", señaló.

Por añadidura, la costa del Golfo de Venezuela "se construirá Puerto América, una instalación que servirá para exportar tanto el carbón de esas minas como el que llegará desde Cerrejón", en el noreste de Colombia, agregó Portillo, activista de la organización no gubernamental Homo et Natura.

"Lo que nosotros queremos es que nuestro presidente (Hugo) Chávez simplemente diga que no dará concesiones y que entregará la tierra que nos pertenece a los indígenas", dijo a IPS Avelino Korombara, de la comunidad barí Semadoji, en el extremo occidental del país, fronterizo con Colombia.

"Apoyamos a nuestros compatriotas indígenas del Zulia al reivindicar las tierras para el colectivo, para lograr el verdadero poder popular, el socialismo", dijo por su parte Tomás Ribas, de la Coordinadora Agraria Ezequiel Zamora, pro-oficialista.

"Estos problemas vienen porque el compañero presidente no ha logrado la delimitación de nuestras tierras y mientras tanto sigue entregando concesiones sin consultarnos", explicó la activista wayúu Ángela González, junto a una pancarta que rezaba "Fuera Vale do Rio Doce, No al IIRSA".

Carbozulia y la empresa estatal brasileña Companhia Vale do Rio Doce constituyeron una alianza para explotar carbón en la zona, donde ya operan otros consorcios formados por la firma venezolana y las trasnacionales Anglo American, de capitales sudafricanos y británicos, la alemana Ruhrkohle, la holandesa Interamerican Coal y las divisiones carboníferas de la estadounidense Chevron-Texaco y la angloholandesa Shell.

El ambientalista Francisco Mieres lamentó que el gobierno venezolano "privilegie la relación de compromiso energético con Brasil en desmedro del ambiente y hábitat indígena".

Bajo las presidencias de Chávez y de Luiz Inácio Lula da Silva, de Brasil, se han desarrollado proyectos de obras civiles, explotaciones mineras y acuerdos en materia de energía.

Se proyecta que las firmas petroleras estatales de ambos países construyan una refinería en el nordeste brasileño y que firmas de esa vecina nación exploten en Venezuela crudos pesados.

Más recientemente se pactó construir un gasoducto que irá desde el Caribe venezolano hasta Argentina, cruzando el territorio brasileño.

Estos y otros proyectos se agrupan en el programa Integración de Infraestructura Regional Sudamericana (IIRSA), de inspiración brasileña, "pero en el camino se contaminan aguas y suelos, se enrarece el aire y se fuerza a indígenas a dejar sus tierras de labranza, pastoreo y pesca", apuntó otro ambientalista, Jorge Hinestroza.

La marcha de los indígenas del noroeste --una representación de pueblos con unos 300.000 individuos en este país de 26,5 millones de habitantes según el gubernamental Instituto de Estadísticas-- permitió por otra parte mostrar en el Foro Social Mundial una disidencia desde un flanco progresista con los movimientos que lidera Chávez.

El mandatario de Venezuela, que primero bautizó el proceso que dirige como "revolución bolivariana", ha propuesto un "socialismo del siglo XXI", pero como idea de discusión y sin asociarlo a programa teórico alguno. "Más que teorías, para este socialismo cuentan los hechos concretos", suele repetir.

Entre los ejes temáticos del sexto Foro Social Mundial está la situación de los pueblos y nacionalidades indígenas y afrodescendientes, y las practices sociales de resistencia frente a las formas de dominación. (FIN/2006)


VENEZUELA: Marcha Indígena Contra Explotación del Carbón Abre Nuevas Ventanas de Lucha

http://pr.indymedia.org/news/2005/04/7264.php

por Calle y Media / Anmcla

Apr. 04, 2005

cooperativa@calleymedia.org

Comunidades indígenas de las etnias Wayuu, Yukpa y Bari se presentaron en Caracas para exigirle al presidente Chávez que anule las concesiones otorgadas a empresas transnacionales para la explotación del carbón en la sierra de perijá. Esta marcha indígena fue acompañada y co-órganizada por una multiplicidad de movimientos populares que han decidido tomar con sus propias manos la radicalización del proceso revolucionario bolivariano.

El pasado jueves 31 de marzo se realizó en Caracas la marcha indígena por la defensa del Agua y la Vida, cuyo principal demanda era exigirle al Presidente Chávez la anulación de las concesiones que su gobierno le ha hecho a empresas transnacionales para la explotación del carbón en la sierra del Perijá, estado Zulia. Esta explotación significaría la destrucción de las tierras pertenecientes a las etnias Wayuu, Yukpa y Bari y la contaminación de todos los ríos de la zona. Por este motivo, las comunidades de estas etnias se presentaron en Caracas para hacer cumplir sus demandas, acompañadas por una multiplicidad de movimientos populares que han decidido tomar con sus propias manos la radicalización del proceso revolucionario bolivariano.

La marcha estaba encabezada por alrededor de 600 indígenas de las etnias Wayuu, Yukpa y Bari, seguidos por cerca de 1500 manifestantes de distintos movimientos populares, entre ellos: ANMCLA, PNA-M13, Coordinadora Agraria Ezequiel Zamora, MBP, OIR, CRA, movimientos ambientalistas y muchos otros. La consigna que predominó en la marcha, cantada y pintada en las paredes con spray, decía: “La Revolución No Come Carbón”. En el medio del descontento claro ante los planes de sello neoliberal que ha ido aprobando el gobierno, l@s manifestantes le exigían al “compañero Chávez”, la anulación de las concesiones carboneras en el Zulia, el replanteamiento de un modelo de desarrollo verdaderamente sustentable, así como un llamado claro a la radicalización del proceso revolucionario como tal.

A la marcha no se le permitió su llegada hasta la parte frontal del palacio de Miraflores, más que a una delegación de 15 indígenas que entraron por la puerta trasera para entablar un supuesto diálogo con el presidente Chávez. En su primera entrada al palacio, la delegación se retiró de forma voluntaria, indignada por la arrogancia del director del despacho, el vicealmirante Torcatt, cuando planteó que su envergadura era “más que suficiente para atender este problema” y que no molestaría al presidente Chávez para que les atendiera. Luego de discusiones en las afueras del palacio entre los líderes indígenas y demás manifestantes, la delegación acordó entrar nuevamente al palacio. Al pasar de algunas horas, mientras en la parte trasera del palacio la situación se hacía cada vez más tensa entre l@s manifestantes y la Guardia Nacional, la delegación sale para informar de las conversaciones que habían sostenido nuevamente con el V/A Torcatt, donde acordaron abrir un diálogo entre las comunidades indígenas afectadas y Miraflores, basados en una agenda con los siguientes puntos:

- Anulación de las concesiones carboniferas de la Sierra de Perijá (desde Río de Oro hasta Socuy).
- Audiencia de las comunidades indigenas y organizaciones sociales con el Presidente Chávez.
- Interpelación a los representantes indigenas por no haber facilitado la mediación.
- Demarcación de los territorios indigenas de Perijá y La Guajira.
- Cartas agrarias a campesinos indigenas de Mara.
- Indemnización de trabajadores y habitantes cercanos a las minas y las vidas de enfermos de neumocuniosis.
- Revisión del asunto de las concesiones del Río Socuy otorgadas a los brasileños (los indigenas piden anulación).
- Paralización inmediata de los trabajos de exploración de las transnacionales.
- Enviar comisión de inspección de la Presidencia de la República a las comunidades afectadas.

Al final de la concentración, las comunidades indígenas presentes se mostraron relativamente satisfechas ante el logro obtenido. Sin embargo, a pesar de que constantemente manifestaron su gran simpatía por el presidente Chávez y su participación activa en los procesos electorales que han consolidado su gobierno, expresaron con mucha firmeza que ell@s se encontraban en guerra y que si el gobierno no procedía a anular las concesiones, entonces las comunidades mismas harían cumplir esta demanda. Enfatizaron que “quemarían” y “flecharían” a cualquier funcionario o maquinaria que entrara a sus tierras con el fin de darle inicio a las explotaciones carboníferas.

En ese sentido, más que un fin, la Marcha Indígena por la Defensa del Agua y la Vida marca el comienzo de una lucha. Esta marcha materializa un despertar importante de los movimientos populares de toda índole, que han decido romper el chantaje de que “toda crítica al gobierno, beneficia al enemigo fascista”. Por tal motivo, la lucha que comienza no es solamente de las comunidades indígenas afectadas, sino de todo el pueblo venezolano por la profundización del actual proceso revolucionario y la construcción de una sociedad verdaderamente justa y libre.

Gran Jefe Ron Evans – Asamblea de Jefes de Manitoba

Jefe Sheldon Kent – Primera Nación Black River Visita a Chile

12 al 19 de Enero de 2006

Jueves 12 de Enero de 2006 Reunión con el Embajador Bernard Giroux (Embajada canadiense en Chile)

Nuestra delegación de Primeras Naciones se reunió con el Embajador canadiense el jueves 12 de Enero de 2006, fue una reunion interesante en la que nuestros lideres pudieron discutir el desarrollo del proyecto de la Primera Nación Black River en Chile (Iniciativa Williche/Ojibway de Cuidado de La Salud y Bienestar) y las alianzas que se están desarrollando entre la Primera Nación de Black River y la Asamblea de Jefes de Manitoba con los pueblos indígenas de Chile. Además, el Gran Jefe Evans habló al Embajador acerca de Barrick Gold, empresa minera canadiense y su propuesta de establecer el proyecto minero aurífero Pascua Lama. El Gran Jefe informó al Embajador que la Asamblea de Jefes de Manitoba planea trabajar muy cercanamente con el Pueblo Diaguita del valle de Pascua Lama, (III region de Chile), para asegurar que el proyecto no impactará de manera adversa o negativa su forma de vida.

Viernes 13 de Enero de 2006 Reunión con Barrick Gold Corp

La delegación se reunió con Barrick Gold, cuyos representantes no permitieron filmar la reunion ni concedieron una entrevista en sus oficinas corporativas en Toronto, Canadá. El Sr. Rod Jiménez, representante de Barrick Gold en Sud América, informó a nuestra delegación que el proyecto está totalmente bajo control y que “todos están contentos con el proyecto”

Sábado 14 de enero de 2006

Reunión con líderes Diaguita

El Gran Jefe Evans se reunió con Nancy Yáñez, abogada del Observatorio de los Derechos de los Pueblos Indígenas y dos líderes Diaguita en Viña del Mar. Estos líderes viajaron 10 horas en bus, a su propio costo, para la reunion con el Gran Jefe Evans y el Jefe Kent. La reunion fue conmovedora al informarnos acerca del projecto Pascua Lama y la forma en que ellos han sido tratados por Barrick Gold durante la fase de desarrollo de este proyecto. Los líderes Diaguita sienten que no han sido consultados y temen que tendrán pocas oportunidades de proteger y preserver su cultura en el evento que el proyecto minero fuera aprobado por el Gobierno Chileno.

Se nos dijo que los Diguita son los propietarios originales de la tierra y que sus preocupaciones (ambientales, sociaels, económicas y políticas) están siendo ignoradas por la compañía. Los líderes le pidieron a la Asamblea de Jefes de Manitoba su ayuda y la defensa, en su representación, para asegurar que su forma de vida no sea destruida por el megaproyecto minero de 1.5 billones de dólares según ha sido propuesto.

A la fecha, Barrick Gold Corp ha accedido a proveer 60 millones de dólares americanos a lo largo de la vida de la mina (20 años) a los agricultures e industriales del valle para riego (ya que esta es una region desértica). Hasta ahora ha comprometido 10 millones de dólares para proyectos basados en la comunidad, pero no ha entregado nada directamente al Pueblo Diaguita para proteger sus comunidades de lo que ellos sienten es “genocidio cultural”.

El proyecto provocará la movilización de glaciares desde las laderas de una montaña en Los Andes para permitir a la compañía el acceso a los cerca de 15 millones de onzas de oro por un valor de 8,2 a 8,4 billones de dólares americanos (basado en un precio de 550 - 555.00 dólares americanos la onza. Esto no incluye los millones de dólares que se producirán al explotar los riquísimos depósitos de plata y cobre que se encuentran en el lugar.

Desde la perspectiva del desarrollo, el mega proyecto minero canadiense creará 5500 puestos de trabajo durante la construccion de la mina y otros 1500 para explotar los depósitos durante un periodo de 20 años, pero la historia demuestra que este tipo de proyectos mineros en Chile no benefician a los Pueblos Indígenas. El proyecto ha experimentado una creciente presión por parte del movimiento ambiental chileno y ha sido testigo de miles de personas protestando frente a los oficinas de Barrick en Santiago de Chile. Asimismo, la intensidad de la atención pública hacia este proyecto ha puesto una presión considerable sobre la reputación de Canadá en la zona de Pascua Lama y en todo Chile.

En resumen, el Pueblo Diaguita se opone tajantemente al proyecto minero de Pascua Lama por las consecuencias ambientales del proyecto, el impacto que tendrá en su cultura y en el tejido social de sus comunidades. Tal como un lider informó a nuestra deleación, el proyecto tal cual está planteado hoy día “no es otra cosa que el genocidio cultural del Pueblo Diaguita…”. y “si a Barrick Gold se le permite continuar el proyecto en su forma presente, los Diaguita se extinguirán…”

Como resultado de nuestras reuniones con el Pueblo Diaguita, la Asamblea de Jefes de Manitoba ha firmado el siguiente acuerdo:

Los líderes de la Comunidad Diaguita de los Huascoaltinos, Chile, y de la Asamblea de Jefes de Manitoba, Canadá, en reconocimiento de las coincidencias históricas, políticas, culturales y sociales que comparten el Pueblo Diaguita y el Pueblo Ojibway, y considerando que:

- Ambos pueblos son depositarios de una cultura milenaria que a pesar de las históricas agresiones que han padecido, orgullosamente reivindican su patrimonio cultural y lo valoran como su mayor riqueza;
- Ambos pueblos albergan en sus territorios un rico patrimonio natural que ha estado en su poder desde tiempos inmemoriales y que han sabido proteger con prácticas apropiadas de uso y conservación;
- Ambos pueblos han mantenido sus valores comunitarios basados en la convivencia pacífica, el respeto a las tradiciones, el reconocimiento a las autoridades tradicionales;

Con el propósito de desarrollar en conjunto las siguientes tareas:

- Recuperar el control sobre sus territorios ancestrales, en muchos casos intervenidos y usurpados por los Estados, por compañías o por particulares;
- Fortalecer y promover los valores comunitarios y las capacidades locales como instrumentos de paz social y desarrollo comunitario,
- Fomentar el conocimiento y la conservación de su patrimonio natural como espacio para el desarrollo y promoción de su cultura;
- Impulsar el desarrollo económico sustentable basado en su conocimiento del medio natural y del capital social presente en las comunidades locales;
- Promover los liderazgos locales para el desarrollo de la cultura y los valores comunitarios, especialmente entre las mujeres y los jóvenes;
- Proteger del conocimiento tradicional para su resguardo con el propósito de proteger los legítimos intereses comunitarios y asegurar el respeto a los depositarios del conocimiento tradicional acerca de la biodiversidad y el patrimonio natural;

Las que se abordarán de manera colaborativa y basada en los principios de la solidaridad y el respeto, podrán materializarse a través del desarrollo de proyectos conjuntos, del apoyo a iniciativas que uno u otro pueblo consideren relevantes para su desarrollo comunitario, del apoyo político, del apoyo técnico y profesional, la búsqueda conjunta de financiamiento y apoyo institucional, tanto nacional como internacional, el intercambio de experiencias culturales, académicas, comunitarias, técnicas, entre otras.

Se deja constancia que en el territorio ancestral de la Comunidad Diaguita de los Huascoaltinos se está impulsando la ejecución de distintos proyectos de inversión que amenazan con privarlos de sus tierras y recursos naturales y, asimismo, alteran significativamente sus costumbres y formas de vida. Esta situación demanda el apoyo y la solidaridad del Pueblo Ojibway con la comunidad Diaguita de los Huascoaltinos, lo que se hará efectivo a través de las acciones conjuntas propiciadas en el marco del presente acuerdo.

**El Acuerdo descrito más arriba fue firmado el jueves 19 de enero del 2006, en Santiago de Chile por el Gran Jefe Evans y los líderes Diaguita.

MEGA PROYECTOS MINEROS EN EL TERRITORIO DE LA COMUNIDAD DIAGUITA DE LOS HUASCOALTINOS

CONFLICTOS DE TIERRA, AGUA, DAÑO AMBIENTAL Y ALTERACIÓN DE COSTUMBRES Y FORMAS DE VIDA ANCESTRALES

MEGA PROYECTOS MINEROS EN EL TERRITORIO DE LA COMUNIDAD DIAGUITA DE LOS HUASCOALTINOS

CONFLICTOS DE TIERRA, AGUA, DAÑO AMBIENTAL Y ALTERACIÓN DE COSTUMBRES Y FORMAS DE VIDA ANCESTRALES

CARACTERIZACIÓN SOCIO - CULTURAL, LOCALIZACIÓN GEOGRÁFICA Y ANTECEDENTES JURÍDICO - TERRITORIALES

La Comunidad Agrícola de los Huascoaltinos es una comunidad que se autoidentifica como descendientes de la poblaciones que desde tiempos inmemoriales han ocupado el territorio conocido como “Huasco Alto” y que de acuerdo a los antecedentes históricos disponibles pertenecen a la cultura diaguita.

El “Huasco Alto” es un espacio territorial ubicado en la zona cordillerana de la provincia de Vallenar, en la III Región. El territorio ancestral de la comunidad Diaguita de los Huascoaltinos, se emplaza dentro del “Huasco Alto”, en la cuenca del río Tránsito, en el valle del mismo nombre, también llamado “valle de los naturales”.

Los derechos de dominio de la Comunidad Diaguita de los Huascoaltinos en este territorio son de antigua data. Sus derechos de propiedad fueron reconocidos durante el período colonial a través de distintos mecanismo legales. Documentos históricos de 1750 y 1797, respectivamente, dan cuenta que esta tierras fueron mesuradas por las autoridades coloniales, reconociéndose el dominio exclusivo de los Huascoaltinos sobre este territorio y constituyéndose el pueblo de indios de Huasco Alto por aplicación del Auto Acordado de la Real Audiencia del año 1642.

Las leyes republicanas, por su parte, también han reconocido el dominio indígena. Es así que en el año 1903 se reconoce la prescripción adquisitiva de los Huascoaltinos sobre un territorio que, conforme a sus deslindes, alcanza una superficie de 396.000 hectáreas.

La situación de las tierras originarias “Diaguitas” es bastante peculiar. Desde comienzos del siglo XX a la fecha, éstas han sido sometidas a un régimen jurídico particular que regula un tipo de comunidad territorial que no corresponde, desde la perspectiva del legislador, a la condición de tierras indígenas.

En efecto, el primer acto de reconocimiento territorial que efectúa el Estado de Chile a esta comunidad es el dominio en virtud de la prescripción. Reconocimiento de la propiedad como consecuencia del uso continuo, ininterrumpido, sin violencia, ni clandestinidad durante un determinado intervalo de tiempo, según queda consignado en el título original de la Estancia de los Huascoaltinos del año 1903.

Posteriormente, estas tierras han sido sometidas a las normas que rigen un tipo de comunidad sucesorial denominada “Comunidades Agrícolas”, reguladas por el D.F.L. N° 5, de 1967, del Ministerio de Agricultura y sus posteriores modificaciones, esto es, ley 18.353 de 1984 y ley 19.233 de 1993 (Solís de Ovando, 1989: 9).

La normativa reconoce “usos y costumbres” en la tenencia y uso de las tierras por parte de estas comunidades, pero, al mismo tiempo, aspira a incorporar las estructuras agrarias tradicionales a un sistema más participativo en lo social y más eficiente en lo económico – productivo (Solís de Ovando, 1989: 9). Respecto al régimen jurídico de la propiedad, la norma permite adquirir por prescripción la propiedad comunitaria y establece normas restrictivas a la libre disposición con el objeto de garantizar la propiedad comunitaria.

Conforme a esta normativa el Ministerio de Bienes Nacionales procedió a otorgarles título de dominio en el año 1997, el que figura inscrito a nombre de la Comunidad Agrícola Huascoaltinos a fj 1083, bajo el No. 929, en el Registro de Propiedad del Conservador de Bienes Raíces de Vallenar.

MEGA PROYECTOS MINEROS EN EL HUASCO ALTO

? Proyecto Minero Pascua Lama a cargo de la empresa minera Nevada Ltda., filial indirecta de Barrick Gold Corporation.

? Proyecto Minero El Morro y la Fortuna a cargo de la empresa minera Noranda S.A.

LOS CONFLICTOS DE TIERRAS, AGUA Y DAÑO AMBIENTAL

Al interior del territorio comunitario se han suscitado diversos conflictos que han afectado la integridad territorial del mismo y, consecuencialmente, el control de los Huascoaltinos sobre los recursos naturales allí existentes, los que, en el último tiempo, se han agravado como consecuencia de la ejecución de mega proyectos mineros en el territorio ancestral.

Los primeros conflictos territoriales datan de la década de los años 20. Se trata de procesos de usurpación de tierras que permitieron la constitución de dos grandes haciendas al interior del título comunitario, estas son: hacienda Valeriano o Colorado y Hacienda Chollay o Chañarcillos.

El mecanismo utilizado para la usurpación de tierras fue la apropiación de grandes extensiones de terreno a través de la compra de acciones y derechos. En ambos casos, particulares u otros comuneros adquirieron “derechos de estancia”, los que fueron inscritos como especie o cuerpo cierto, dando lugar a una propiedad inmueble cuyo dominio y existencia se consolidó por la prescripción.

La estancia Chollay o Chañarcillo ha sido comprada a los particulares –Sucesión Ignacio Franco Ahumada- por la empresa minera Nevada S.A., filial indirecta de Barrick Gold Corporation, para la ejecución en esas tierras del proyecto Minero Pascua Lama. La comunidad ha interpuesto demanda de nulidad de esta compraventa por incumplimiento de las formalidades establecidas en el D.F.L. 5 de 1967 y sus posteriores modificaciones, conforme al cual se constituyó la Comunidad Agrícola de los Huascoaltinos.

Además, en terrenos comunitarios se ha instalado la empresa minera Noranda Ltda., la que ejecuta un proyecto minero denominado El Morro. Para estos efectos, ha solicitado una servidumbre minera de 10.190,22 hectáreas que abarca el sector de la Laguna Grande y que corresponde a los campos de pastoreo de la comunidad. El proyecto Minero El Morro carece de agua y según lo informado por los comuneros a través de la extensión de la servidumbre minera, quiere también apropiarse de las fuentes de agua que corresponden a la Laguna Grande, zona de apacentamiento de los animales de toda la comunidad, donde históricamente han estado instalada las majadas de los crianceros Diaguitas de Huasco Alto.

La tierras como consecuencia de la apropiación por terceros, a través de compra de acciones o derechos o por aplicación de la ley minera, han salido del control de la comunidad y, consecuencialmente, los comuneros diaguitas han perdido jurisdicción sobre esos espacios. Ello ha producido diversas consecuencias que impactan negativamente a la comunidad, a saber:

? La Empresa Minera Nevada Ltda. ha cerrado todas las vías de acceso a la estancia Chollay o Chañarcillo donde se emplaza el proyecto Pascua Lama, incluido el camino público, que permitía acceder a los terrenos de veranada localizados en la cuenca alta del río Chollay y desde allí pasar a la Argentina, hasta donde históricamente han llegado los ciclos de trashumancia de los crianceros diaguitas de Huasco Alto.

? La Empresa Minera Noranda S.A. está solicitando una servidumbre minera, con fines de exploración y explotación, por una superficie de 10.190,22 hectáreas de superficie. Además de camino de acceso al área de la servidumbre, el cual contempla una faja de terreno de 10 metros de ancho por 19 kilómetros de longitud, espacios que han sido cerrados al libre tránsito de personas y animales.

? Todas estas empresas han realizado prospecciones destinadas a localizar aguas subterráneas en estas tierras y ya se han regularizados derechos de aguas subterráneas a su favor.

Cabe resaltar, que estos mega proyectos mineros generan graves impactos en el eco sistema y, en particular, en el sistema hidroecológico del territorio Diaguita, así como en las costumbres y formas de vida de este Pueblo Indígena. Siendo los impactos más graves los que provienen de la eventual ejecución del Proyecto Minero Pascua Lama, a través del cual la empresa Minera Nevada Ltda. (filial Barrick Gold Corporation) pretende explotar un yacimiento de oro localizado bajo los glaciares que dan nacimiento a las aguas que conforman el sistema hidrológico del río Huasco y sus afluentes, en la cuenca alta del río, donde se emplaza el territorio ancestral del Pueblo Diaguita.

PRINCIPALES OBSERVACIONES AMBIENTALES, CULTURALES Y SOCIALES DEL PROYECTO MINERO PASCUA LAMA

Plan de Manejo de Glaciares

El proyecto Pascua Lama consiste en la explotación a rajo abierto de un yacimiento de oro y plata localizado bajo los glaciares que se ubican en las nacientes de los río del Estrecho y el Toro, tributarios de los ríos del Tránsito y del Carmen, respectivamente, los cuales dan nacimiento al Valle donde se emplaza la Comunidad Diaguita Huasco Alto. La explotación del yacimiento supone el traslado de aproximadamente 13 kilómetros de glaciar y su disposición en un sector aledaño a determinar. El impacto hidro - ecológico de esta medida no ha sido evaluado. La COREMA (Comisión Regional de Medio Ambiente) de la III Región por resolución N° 039, de fecha 25 de abril del 2001, modificada por Resolución Exenta N° 059, de fecha 3 de julio del mismo año, aprobó el proyecto en su primera versión, disponiendo que el impacto del manejo de glaciares debería ser determinado por un estudio técnico ad – hoc, el que deberá ser efectuado por la empresa y entregado a COREMA III Región tres meses antes de dar comienzo a la construcción del proyecto, cuando ya han sido otorgados todos los permisos ambientales y la resolución ambiental se encuentra firme y ejecutoriada . Estudios recientes elaborados por la Universidad Austral de Valdivia demuestran que los estudios efectuados a la fecha son incompletos y que para determinar el impacto del proyecto sobre los glaciares es necesario estudiar toda la cadena glaciológica del lugar en un radio de 400 kilómetros y no solo los glaciares que serán objeto de intervención directa, además de profundizar en la línea de base ambiental. Ello determinó que la COREMA exigiera a la empresa ejecutora del proyecto que, en el marco de la evaluación de las modificaciones al proyecto inicial Pascua Lama, presentara un plan de manejo de glaciares. El Plan presentado por la ejecutora ha sido observado por el organismo ambiental, quién cuestionó la línea de base que sustenta el plan de manejo de los glaciares en todos sus aspectos, lo que involucra determinación de las características básicas de los glaciares, balance, desplazamiento de glaciares, variaciones, estabilidad general, inventario de glaciares e impacto en la intervención de los glaciares .

Medio Ambiente Humano

La COREMA ha constatado que las alteraciones sobre los sistemas de vida y costumbres de la población que habita el territorio donde se emplaza el proyecto debe incorporar un análisis en relación a la afectación o menoscabo en la calidad y disponibilidad de los recursos naturales que constituyen el sustento y, por ende, un elemento de bienestar para la población. Concluye la autoridad ambiental, que los adenda a través de los cuales la empresa complementa el Estudio de Impacto Ambiental en lo que respecta a esta variable, no arroja elementos de juicio que permitan asegurar que no habrá afectación del recurso hídrico como consecuencia del plan de traslado de glaciares (Toro 1 y 2), los cuales, se reconoce, cumplen una función de reservorio y de regulador del balance hídrico en la cuenca, recurso altamente valorado por las comunidades que residen aguas debajo del proyecto.

En este aspecto se exige mayor información para evaluar la efectividad de las medidas de mitigación. Se cuestiona que el “Plan de Monitoreo Social” propuesto por el titular se restrinja a 5 años. Finalmente, se pide aclarar las temáticas que serán cubiertas por el Plan de Desarrollo Sustentable ofrecido por la empresa y que asciende a U$ 10 millones, además de establecer quienes serán sus potenciales beneficiarios, debiendo aclararse si existirán montos preasignados destinados al Pueblo Diaguita .

Recurso Hídrico

En lo que respecta al recurso hídrico COREMA ha considerado inaceptable que la línea de base no considere una evaluación de las aguas subterráneas que serán utilizadas en el proyecto; cuestiona el modelo hidrogeológico y el plan de contingencia para enfrentar eventos de sequía y otras alteraciones en la cuenca; y se plantean una serie de observaciones al plan de tratamiento de aguas ácidas.

Protocolo de acuerdo Junta de Vigilancia de la Cuenca del Río Huasco y sus afluentes con la Empresa Nevada Ltda. (CMN)

Cabe tener presente que el 30 de junio del año 2005 la Junta de Vigilancia de la Cuenca del Río Huasco y sus Afluentes, representada por el Presidente del Directorio y por el Secretario miembro del Directorio, y la Compañía Minera Nevada Ltda. (CMN), convinieron un protocolo a través del cual la empresa encomienda a la Junta de Vigilancia la elaboración del documento de respuesta de todas las observaciones, comentarios e inquietudes formuladas por COREMA en el ICSARA II y documentos adicionales, incluyendo los estudios técnicos necesarios. Este estudio es el que ha sido observado por la COREMA a través del ICSARA III, de diciembre del año 2005, en los términos reseñado en los párrafos anteriores.

Es necesario consignar que la Junta de Vigilancia representa fundamentalmente los intereses empresariales en el Valle del Huasco y que Empresa Minera Nevada comprometió con este sector importantes compromisos indemnizatorios para el caso que se le aprobara el proyecto, tales como:

• Construcción de un embalse de regulación, en el sector alto del Río del Carmen. Para estos efectos se compromete a aportar la suma de US$ 5.000.000 (cinco millones de dólares americanos).

• A fin de compensar los potenciales impactos y efectos adversos, directos e indirectos, resultantes de la ejecución del proyecto, la compañía aporta a la Junta de Vigilancia la suma de U$ 60.000.000 (sesenta millones de dólares americanos), pagaderos a 20 años plazo, en cuotas anuales de U$3.000.000.000 (tres millones de dólares americanos). Los recursos serán destinados al desarrollo de obras de riego e infraestructura hidráulica y, en general, a programas y proyectos que permitan el cumplimiento de los fines que la ley y los estatutos encomiendan a la Junta.

A través del Protocolo de Acuerdo la Junta de Vigilancia comprometió los derechos territoriales de la Comunidad Diaguita de los Huascoaltinos y los múltiples propietarios individuales que habitan dicho territorio, que en su mayoría son comuneros de los Huascoaltinos y descendientes del Pueblo Diaguita. El Protocolo solo resguarda los intereses de los grandes propietarios agrícolas del Valle del Huasco, quienes en caso de aprobarse el proyecto serán los principales beneficiarios de las obras de riego e infraestructura hidráulica que se construirán con cargo a las indemnizaciones comprometidas por la Compañía Minera Nevada.

PLANTEAMIENTO DE LA COMUNIDAD DIAGUITA DE LOS HUASCOALTINOS

El proyecto Pascua Lama en los términos que está planteado lesiona derechos reconocidos en la Ley Indígena de Chile N° 19.253 de 1993, en el Convenio 169 de la OIT y en los lineamientos del derecho internacional, tales como:

• El derecho a la tierra y a las aguas de propiedad ancestral de la comunidad diaguita de los Huascoaltinos.

• El derecho a la participación y consulta de Buena Fe.

• El derecho a la preservación del hábitat y formas de vida de la comunidad diaguita de Huascoaltinos.

Considerando que las empresas mineras que ejecutan los megaproyectos mineros Pascua Lama, el Morro y la Fortuna en territorio ancestral de la Comunidad Diaguita de los Huascoaltinos tienen sus respectivas casas matriz en Canadá, la Comunidad exige que dichas empresas se ajusten a los estándares establecidos en su país de origen para la ejecución de sus proyectos en Chile.

La Comunidad Diaguita de los Huascoaltinos desea dar a conocer su preocupación en relación al plan de manejo de glaciares propuesto por el Proyecto Pascua Lama, y dar cuenta de que en su parecer, sustentado por los respectivos estudios técnicos y las observaciones formuladas por la Comisión Regional del Medio Ambiente de la III región de Chile, dicho proyecto no cumple con las exigencias ambientales contenidas en la legislación chilena y en los estándares internacionales. La explotación de glaciares, en caso de ser viable, debe ajustarse a los patrones de explotación para yacimientos de altura que se han utilizado en otras parte del mundo y que están contenido en instrumentos normativos como por ejemplo “Information Booklet for the inventory of Canadian glaciers” de 1973.

Finalmente, la Comunidad Diaguita de los Huascoaltinos denuncia que ha sido víctima de un trato discriminatorio por parte de la empresa Nevada Ltda. (Filial Barrick Gold Corporation). Dicha empresa no ha considerado sus derechos ancestrales sobre el territorio donde se emplaza el proyecto, no han tomado ninguna acción destinada a garantizar la participación de la Comunidad en ninguna de las etapas del proyecto y, finalmente, han comprometido mayores recursos para mitigar los impactos del proyecto respecto de los sectores empresariales apostados en el Valle (U$ 60 millones), sacrificando a las comunidades locales, en cuyo favor solo han comprometido un plan de desarrollo de U$ 10 millones, a través del cual pretenden mitigar eventuales impactos en la población indígena y no indígena.

Firman acuerdos mineros con Chile

AGENCIA PERIODISTICAS DEL MERCOSUR

Corrientes, Argentina, Viernes 6 de Enero, 2005

http://www.momarandu.com/amanoticias.php?a=2&b=1&c=47548

Los gobiernos argentino y chilenos suscribirán dos nuevos Protocolos Mineros correspondientes a los Proyectos Amos-Andres y Vicuña, instrumentos que tienen por objetivo facilitar las tareas de prospección y exploración en dos concesiones mineras, ubicadas a ambos lados de la Cordillera.

Los nuevos instrumentos, que se enmarcan en el Tratado de Complementación e Integración Minera, suscripto entre ambos países en el año 1997, fueron negociados por los Miembros Titulares de la Comisión Administradora de este Tratado Minero, el Secretario de Minería Jorge Mayoral y el Subsecretario de Integración Económica Americana y MERCOSUR, Eduardo Sigal.

Con este proyecto, los gobiernos apuntan a trazar objetivos comunes en materia de minería y fomentar herramientas que contribuyan a mejorar los escenarios de desarrollo de la actividad para generar nuevas oportunidades de inversión en la región.

Mediante la firma de los protocolos bilaterales, los gobiernos facilitan las condiciones para la exploración y propensión a ambos lados de la frontera, definiendo el territorio de operaciones donde regirá una tributación especial, facilidades fronterizas y aduaneras y la libre circulación de bienes, mercancías y personas.

El Proyecto Minero AMOS-ANDRES está cubierto, en Chile, por concesiones mineras a las empresas Río Tinto Mining and Exploration Limited Agencia Chile, Minera Teck Cominco Ltda. y Cerro Vanguardia S.A., en tanto, del lado argentino, la zona del Proyecto está cubierta por el Cateo Casa de Piedra y por las Minas Piedra I y Piedra II ambas de propiedad de la empresa Cerro Vanguardia S.A.

El área de operaciones de este emprendimiento comprende territorios contiguos de ambos países, situados en las Comunas de Putaendo, Provincia de San Felipe de Aconcagua, V Región, y Salamanca, Provincia de Choapa, IV Región en Chile y en el Departamento de Calingasta, Provincia de San Juan, República Argentina.

Por su parte, el Proyecto VICUÑA, está a cargo de la empresa canadiense Tenke Ming Corp. y sus subsidiarias en la Argentina y en Chile, y contempla la exploración sobre la base de derechos mineros ubicados en el área de Operaciones que comprende territorios contiguos en ambos países: Provincias de Copiapó y Huasco, III Región Chile y Departamentos de Iglesia, Provincia de San Juan, General Lamadrid y Vinchina, Provincia de La Rioja, República Argentina.

Atento el alto interés que los proyectos despiertan, no sólo en el ámbito nacional, sino particularmente en las provincias y regiones involucradas, se prevé que acompañen el acto de suscripción representantes de los gobiernos locales y de las empresas participantes de los mismos, que han comprometido el inmediato inicio de las actividades de exploración y prospección previstas en

Home | About Us | Companies | Countries | Minerals | Contact Us
© Mines and Communities 2013. Web site by Zippy Info