MAC: Mines and Communities

¡La lucha es del pueblo! Rechazo legislativo al proyecto San Jorge en Mendoza, Argentina

Published by MAC on 2011-08-30
Source: Comunicado, Página 12, Reuters (2011-08-26)

¿Por qué el CEO de Coro Mining buscó tener éxito allí donde todos sus colegas fracasaron?

La Legislatura de la provincia de Mendoza votó la semana pasada contra la certificación ambiental del ya demorado proyecto de cobre y oro San Jorge, cerca de Uspallata.

El proyecto ha sido fuertemente rechazado durante los últimos 2 años. Ver: Canadienses buscan reflote de la minería en Mendoza y Multitudinaria marcha antiminera tomó la legislatura

Luego de conocer las malas noticias, el CEO de Coro Mining, Alan Stephens, anunció que la empresa buscaría una "compensación en las cortes argentinas e internacionales".

Pero Coro, con sede en Vancouver y manejada por antiguos miembros de la gerencia de First Quantum, adquirió el proyecto San Jorge al firmar un acuerdo con Global Copper en mayo de 2006.

Ya en ese momento estaba claro que las empresas mineras no eran bienvenidas en la provincia: una subsidiaria del Grupo Lundin había visto su proyecto suspendido el año anterior. Ver: Ordenanza prohíbe en San Carlos la explotación minera

Varias empresas "junior" canadienses también enfrentaron muchas dificultades en el sur de la provincia. Ver: Más de 1000 personas marcharon en contra de la "minería contaminante"

En 2007, la provincia aprobó una ley que prohibió el uso de cianuro y ácido sulfúrico en la minería. Ver: Aprobaron la ley que prohíbe utilizar sustancias tóxicas en la minería a cielo abierto

¿Qué hizo creer al Sr. Stephens que iba a tener éxito allí donde sus colegas Lundin-Tenke-Depromin-Suramina, Anglo American, Portal Resources, Exeter Resources, Chapleau Resources, Mega Uranium, Latin American Minerals, e incluso la CNEA del gobierno nacional fracasaron? Ver: ¿Uranio? No gracias, dicen en San Rafael y La justicia de Mendoza confirma el cierre definitivo de Sierra Pintada

Sin embargo, los accionistas de Coro Mining pueden quedarse tranquilos al saber que varias empresas mineras que han perdido activos en las provincias "rebeldes" (como Chubut y Mendoza) no verán sus intereses afectados en aquellas donde el gobierno nacional tiene una influencia mayor (como Santa Cruz y San Juan).

Por ejemplo, Exeter Resources fue rechazada en el sur de Mendoza pero luego adquirió el proyecto Cerro Moro en Santa Cruz (luego Extorre Gold Mines).

Patagonia Gold también sufrió el rechazo de su proyecto Huemules, en la provincia de Chubut, durante 2006. Pero rápidamente recuperó valor cuando sus proyectos (como la planta piloto de cianuración en Lomada de Leiva) comenzaron a ser aprobados también en Santa Cruz.

No sería sorprendente que Coro Mining anuncie la "adquisición" de algún proyecto en Santa Cruz o San Juan en un futuro cercano.

Eso sería sin dudas preferible a buscar compensación por la pérdida de San Jorge, vía costosas acciones en corte judiciales nacionales o internacionales, que incluso podría perder...

[Comentario de Luis Manuel Claps, editor de Am. Latina de MAC, 28 de agosto 2011].

ENGLISH

Comunicado de Prensa
Rechazo del Proyecto San Jorge: ¡la lucha es del pueblo!


http://asambleapopularporelagua.blogspot.com/

25 de agosto 2011

En el día de ayer, y de forma sorpresiva, fue rechazado por unanimidad el proyecto San Jorge en la Legislatura provincial. Desde la Asamblea Popular por el Agua queremos felicitar a todo el pueblo mendocino que se expresó manifestándose en la calle, informándose, expresándose en los lugares de trabajo y estudio y luchando contra la imposición de una actividad económica saqueante, secante, corrupta y contaminante. De ellos, nuestro, es el triunfo, no de los políticos que reaccionaron ante la presión de la gente en la calle y que instaron a rechazar en la legislatura lo que antes, en algunos casos, habían impulsado y defendido desde el Poder Ejecutivo. Es el triunfo de la gente y nadie puede salir a aprovecharse de manera oportunista de lo que se ganó en la calle.


Llamamos a los mendocinos a no creer que los legisladores y candidatos a gobernador tienen convicciones respecto de este tema, o que están escuchando al pueblo. Sólo escuchan cuando tienen miedo de perder elecciones. La única garantía es el pueblo movilizado y organizado y no podemos dormir tranquilos, como no puede dormir tranquilo Esquel, como no podrá dormir tranquilo ningún pueblo hasta que la última empresa megaminera se haya retirado de nuestros territorios. 


Desde la Asamblea Popular por el Agua seguimos invitando a todos a seguir informándose y luchando, no sólo contra este proyecto en particular sino contra todo el modelo extractivista del cual este proyecto forma parte.

¡Viva el pueblo de Mendoza!
¡Vivan los pueblos que luchan!
¡Fuera todos los emprendimientos megamineros de nuestros territorios!

Asamblea Popular por el Agua



Revés de la minería

Darío Aranda

Página 12

26 de agosto 2011

La minería metalífera a gran escala tuvo un importante revés en Mendoza. En un contexto provincial de sostenido rechazo y movilización popular contra la megaminería, la Legislatura frenó por unanimidad el proyecto de oro y cobre San Jorge, que había tenido vía libre del gobernador y esperaba luz verde de la Cámara de Diputados para comenzar su construcción. La compañía canadiense Coro Mining recibió el golpe menos esperado: la negativa del sector político, que había sido el principal impulsor de la actividad extractiva en la provincia. “Felicitamos al pueblo mendocino que se expresó manifestándose en la calle y luchando contra la imposición de una actividad económica de saqueo, corrupta y contaminante”, festejó la Asamblea Popular por el Agua.

La canadiense Coro Mining controla 120 mil hectáreas en Uspallata, en el norte mendocino. Allí planea explotar oro y cobre a cielo abierto, con un consumo de agua de 140 litros por segundo, doce millones de litros de agua por día.

El agua fue el punto que unió a las asambleas socioambientales, campesinos e, incluso, grandes fincas. Las asambleas fueron el motor del rechazo minero, que en 2007 habían logrado la aprobación de la Ley 7722, que prohíbe la utilización de sustancias tóxicas en minería y que establece la obligatoriedad de audiencia pública, una Comisión Evaluadora Interdisciplinaria Ambiental Minera (Ceiam), aprobación de Declaración de Impacto Ambiental (DIA) por parte del Poder Ejecutivo y la ratificación legislativa.

La audiencia pública, realizada en octubre de 2010, tuvo rechazo mayoritario de los exponentes de la comunidad. La Comisión Evaluadora (Ceiam) resaltó 140 objeciones. Se sumó el dictamen de la Universidad Nacional de Cuyo: “El informe de Impacto Ambiental presenta gran cantidad de falencias e inexactitudes, las que impedirán garantizar su viabilidad ambiental”.

Aun así, el gobernador Celso Jaque aprobó en febrero la Declaración de Impacto Ambiental (DIA). Las manifestaciones de rechazo se multiplicaron, con hechos históricos para la provincia como la marcha de ocho mil personas que gritó “el agua no se negocia” en la tradicional Fiesta de la Vendimia.

Para la concreción del proyecto sólo restaba la aprobación legislativa, que se esperaba para luego de las elecciones de octubre. El miércoles 17 de agosto las organizaciones nucleadas en las Asambleas Mendocinas por el Agua Pura (Ampap) cortaron el acceso a la capital provincial durante siete horas.

Y la política preelectoral comenzó a incidir. El candidato a gobernador por el justicialismo y ex ministro a cargo del área de Minería Francisco Pérez prometió que –de ser electo– llamaría a consulta popular para decidir sobre el proyecto minero. Pero sus competidores le redoblaron la apuesta: la Unión Cívica Radical (UCR) y el Partido Demócrata (PD) llamaron el miércoles a tratar sobre tablas la cajoneada Declaración de Impacto Ambiental.

Entonces, sobrevino lo inesperado. Pérez cambió su histórica posición y llamó a sus legisladores a presentarse en el recinto y votar contra la Declaración de Impacto Ambiental. En la noche del miércoles, por unanimidad, todos los partidos rechazaron el informe de Impacto Ambiental y frenaron el proyecto San Jorge.

“Es un triunfo del pueblo, no de los políticos que reaccionaron ante la presión de la gente en la calle y que instaron a rechazar en la Legislatura lo que antes, en algunos casos, habían impulsado y defendido desde el Poder Ejecutivo”, advirtió en un comunicado la Asamblea por el Agua. Francisco Pérez era ministro de Infraestrucura cuando acompañó, con su firma, la misma Declaración de Impacto Ambiental que el miércoles llamó a rechazar.

Desde el área de Prensa del gobierno de Mendoza no respondieron los llamados. Pérez tenía el teléfono apagado y con la casilla de mensajes llena. Desde Coro Mining nadie hablaba en on.

“San Jorge, San Jorge, lucha popular, que ningún partido se lo quiera apropiar”, fue el canto que se escuchó en la Legislatura de boca de las asambleas socioambientales mendocinas, que celebraron el freno a San Jorge, pero aclararon que seguirán movilizados hasta que la “última empresa megaminera se haya retirado” y recordaron que el rechazo no es sólo contra un proyecto minero sino “contra todo el modelo extractivo”.


Acción minera canadiense Coro cae por revés proyecto Argentina

Reuters

26 de agosto de 2011

Las acciones de Coro Mining cayeron a un mínimo de dos años el viernes luego de que la firma canadiense de exploración de metales preciosos dijera que una legislatura provincial votó en contra de la certificación ambiental clave para su proyecto San Jorge en Argentina.

La compañía dijo que buscará compensaciones legales a través de una corte internacional y en Argentina.

Coro Mining dijo en su sitio de internet que su declaración de impacto ambiental fue aprobada por el Gobierno de la occidental provincia de Mendoza en el 2008 y que estaba a la espera de la ratificación de la legislatura provincial. "La decisión de no ratificar la declaración de impacto ambiental fue tomada en contra de lo expresado por el actual Gobierno", dijo Coro en un comunicado.

San Jorge es un proyecto en desarrollo de cobre y oro, ubicado en el centro-oeste de Argentina, y un estudio preliminar en el 2008 estimó que alcanzaría una producción de 39.500 toneladas anuales de cobre y 39.000 onzas de oro en un periodo de vida de la mina de 16 años.

Los papeles de Coro cayeron un 31 por ciento a un mínimo de 0,18 dólares canadienses el viernes, lo que la convirtió en la firma con una de las mayores pérdidas porcentuales en la Bolsa de Toronto.

(Reporte de Gowri Jayakumar en Bangalore; Editado en español por Juan José Lagorio)

Home | About Us | Companies | Countries | Minerals | Contact Us
© Mines and Communities 2013. Web site by Zippy Info